POLÍTICA
21/06/2012 13:37 CEST | Actualizado 21/06/2012 14:38 CEST

Ana Botella anuncia cómo será la recogida de basura en Madrid: de lunes a sábado y los envases cada tres días

GTRES

El Ayuntamiento de Madrid recogerá la basura de los domicilios de lunes y sábado y los residuos del contenedor amarillo una vez cada tres días. Así lo han anunciado en rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno la alcaldesa, Ana Botella, y el delegado del Medio Ambiente, Seguridad y Movilidad, Antonio de Guindos.

Según informa Europa Press, Ana Botella estima en un mínimo de 9 millones de euros el ahorro para el ayuntamiento más endeudado de España por dejar de recoger los residuos los domingos y festivos y ha garantizado que ese ahorro se trasladará a los madrileños mediante una "rebaja en la tasa de basuras".

Botella ha aclarado que el Ayuntamiento no se plantea eliminar la Tasa de Basuras pero sí reducirla teniendo en cuenta además que en la ciudad "hay gente que lo está pasando muy mal". "Cualquier ahorro, por pequeño que sea, viene bien", ha manifestado.

Esta rebaja se situaría "entre un 5 y un 6%" según ha detallado Antonio de Guindos.

"MADRID ESTARÁ MAS SUCIA TODAVÍA"

Francisco Caño, responsable de Medio Ambiente de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid, ha explicado en declaraciones a El Huffington Post que consideran esta medida errónea porque "la finalidad no es tener limpia la ciudad, sino ahorrar".

Caño ha añadido que estas cuestiones "no deben resolverse por decreto" y que desde la Federación son partidarios de que "se tenga en cuenta a los ciudadanos" por lo que todavía confía en que la alcaldesa convoque una "mesa de trabajo para tratar estos temas".

En opinión del responsable de la plataforma vecinal, Madrid "produce excesivos residuos" y la gestión de las basuras "no se corresponde con las necesidades actuales".

Caño señala que una de las consecuencias de esta medida será que la ciudad esté "más sucia todavía", algo que según él es palpable desde los recortes en el ayuntamiento en 2011.

En cuanto a la posible reducción en la tasa de recogida de basuras que actualmente es de unos 60 euros anuales por vivienda, Caño afirma que tiene "una carga demagógica impresionante" ya que en su opinión, es un impuesto "discutible" que debería tener en cuenta "ciertos elementos de caracter social".

"Hay personas a las que les cuesta mucho trabajo pagar esta tasa", afirma. "Entre el IBI y las tasas de basura hay gente que ese mes no tiene para comer", concluye.

EL HUFFPOST PARA AQUARIUS