POLÍTICA
22/06/2012 19:46 CEST | Actualizado 22/08/2012 11:12 CEST

Entra en vigor el pago de un euro por receta en Cataluña

EFE

Este sábado comienza en Cataluña la implantación del cobro de un euro por receta en las farmacias. Los usuarios que se nieguen a pagar la tasa serán considerados "deudores" de la Generalitat, y por ello ésta les reclamará el pago y el consiguiente recargo. Además deberán rellenar un formulario con sus datos y, si se niegan el farmacéutico, no les dispensará el medicamento.

Se estrena así una medida única en España que se solapará desde el 1 de julio con la entrada en vigor del copago farmacéutico aprobado por el Gobierno, y que prevé el aumento del porcentaje que pagan los ciudadanos por cada medicina, también los pensionistas.

La implantación del euro por receta en Cataluña ya ha provocado un aumento de entre el 15% y el 20% en la venta de fármacos durante el mes de junio respecto al mismo mes del año pasado.

Fuentes del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona (Cofb) han precisado a Europa Press que dicho aumento se ha producido principalmente porque la gente "ha avanzado la retirada de medicamentos" que tenían que adquirir en las próximas semanas.

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado este viernes que el euro por receta "ha venido para quedarse", y ha asegurado que la medida no responde a un capricho del Govern, sino a una necesidad.

¿QUIÉN TIENE QUE PAGARLO?

La tasa del gobierno autonómico se aplica sobre medicamentos retirados en cualquier farmacia catalana con una receta expedida por el Servicio Catalán de la Salud, con un máximo de 61 euros al año.

Sólo están exentos del impuesto unas 127.000 personas, que son los beneficiarios del Programa de Renta Mínima de Inserción (PIRMI), de la pensión no contributiva, de la Ley de la Integración Social de los Minusválidos (LISM) y del Fondo de Asistencia Social (FAS).

¿QUÉ PASA SI NO SE PAGA?

El ciudadano que no abone la tasa de un euro por receta en las farmacias catalanas pasará a ser deudor de la Generalitat y, como sucede con el resto de impuestos impagados, la administración le reclamará la cuantía siguiendo los procedimientos que establece la Ley de Tributos.

El usuario que no quiera abonar la tasa recibirá igualmente el medicamento, pero deberá rellenar un formulario con sus datos que el farmacéutico remitirá al Departamento de Salud de la Generalitat.

La administración catalana enviará una notificación al deudor para que abone el importe de forma voluntaria y, si no responde, se le reclamará con un recargo de un 20% sobre el importe reclamado.

¿CUÁNDO SE APLICA EL COPAGO EN EL RESTO DE ESPAÑA?

El nuevo copago farmacéutico aprobado por el Gobierno llegará a todas las comunidades el próximo 1 de julio. Los ciudadanos pagarán un 40%, 50% o 60% del medicamento dependiendo de si su renta es menor de 18.000, está entre los 18.000 y los 100.000 o supera ese umbral anualmente. En el caso de los pensionistas, se vincula el límite de gasto mensual.

Por regla general pagarán un 10% de los tratamientos, exceptuando a las pensiones no contributivas. Los que no tengan que presentar la declaración de la renta pagarán como mucho 8 euros al mes, mientras que tengan rentas de hasta 100.000 euros pagarán 18 y los que superen ese umbral, 60.

¿QUÉ DICEN LOS FARMACÉUTICOS?

El presidente del Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Cataluña, Jordi de Dalmases, ha mostrado sus dudas ante la aplicación del copago, al asegurar que existen muchas dudas sobre el sistema y que las farmacias no tienen los medios técnicos necesarios para establecer el nuevo modelo.

Según un estudio publicado por la cooperativa de distribución farmacéutica Cofares, el copago farmacéutico y el sistema de precio más bajo para los medicamentos provocarán unas pérdidas de 150 millones de euros en la facturación de las farmacias, lo que supone un 1,3 % del total.

El estudio calcula que el número de recetas se reducirá en torno a un 2,5 % como consecuencia de la implantación del nuevo sistema.