TENDENCIAS
29/06/2012 14:44 CEST | Actualizado 29/06/2012 14:50 CEST

La arquitecta calatana Beth Galí denuncia el plagio en Qatar de su diseño de farolas (FOTOS)

"Plagio a escala planetaria". La arquitecta catalana Beth Galí denuncia con estas palabras la "falsificación" de su farola Latina, de la que Qatar luce casi 900 unidades en la principal avenida de Doha y que fueron fabricadas en China después de pedirle a ella ideas para la iluminación urbana.

Una de estas imágenes es el diseño de Galí y la otra, la copia que denuncia.

La copia es la de la izquierda. La otra es una de las farolas -con un coste unitario de entre 10.000 y 12.000 euros- que están expuestas en varias ciudades europeas, entre ellas Barcelona.

Galí ha presentado este viernes una demanda en la Ciudad de la Justicia de Barcelona contra el estado de Qatar por daños morales por haber falsificado la farola Latina, tras seis años de intentos por llegar a un acuerdo amistoso y después de que el gobierno qatarí se haya negado al arbitraje de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

En abril de 2005, la empresa pública de Qatar Ashghal solicitó a Santa & Cole -la empresa que produce y comercializa la farola de Galí- un proyecto completo de iluminación para la avenida Al Waab Street de Doha con motivo de los XV Juegos Asiáticos y, tras la elección de la farola Latina por parte de las autoridades qataríes y la presentación de varios proyectos con maquetas y especificaciones técnicas, en 2006 Qatar encargó la fabricación de cerca de 1.000 copias de la farola a una empresa local que fabrica en China.

Galí ha lamentado que en Asia se producen un gran número de falsificaciones de diseños y de productos pensados en Europa, y ha afirmado que "ha llegado el momento de decir basta a estas salvajadas de plagios".

PERJUDICA LA IMAGEN DE LA OBRA

El presidente de Santa & Cole, Javier Nieto Santa, ha afirmado que este plagio se puede cuantificar en varias decenas de millones de euros, aunque no lo ha concretado, y ha asegurado que ha supuesto también que la empresa haya perdido concursos públicos de proyectos para los Juegos Olímpicos de Londres debido a la mala reputación que ha generado la falsificación de Doha.

Se ha perjudicado gravemente la imagen de la obra, la imagen de la autora y la imagen del fabricante", ha lamentado Nieto, que ha explicado que se enteraron del plagio porque la empresa pública qatarí se puso en contacto con la compañía catalana porque muchas de las farolas estaban en mal estado y habían producido accidentes, incluso muertes de ciudadanos al caer debido al viento. Nieto deduce que se trata de un caso de corrupción de algún alto funcionario del gobierno de Qatar, "que se encargó de subcontratar la producción a unas empresas turcas y chinas para cobrar una diferencia".