INTERNACIONAL
02/07/2012 20:31 CEST | Actualizado 02/07/2012 20:31 CEST

La visita de Obama pone el foco en los incendios de Colorado (VÍDEO)

AFP

La visita del presidente de EEUU, Barack Obama, a la zona de los incendios forestales en el estado de Colorado ha fijado la atención del país en los trabajos para mitigar el fuego.

El incendio forestal más destructivo de la historia del estado de Colorado ha sido contenido en un 55%, aunque todavía abarca 7.219 hectáreas, ha informado el Servicio Forestal.

Temperaturas más bajas y una humedad mayor ayudaron a los equipos de extinción a avanzar durante la noche y reducir aún más el perímetro del incendio y los equipos están centrados en mantener el cerco en la zona norte del perímetro a lo largo del West Monument Creek.

Obama ha pedido a través de un mensaje en Internet, ayuda para los damnificados que han perdido sus viviendas en Colorado Springs. “Cuando vemos a nuestros conciudadanos en dificultades, nos unimos como una sola familia americana, como una gran comunidad”, ha dicho en su mensaje.

El incendio comenzó el 23 de junio, en una zona boscosa del Cañón de Waldo, situado en el Bosque Nacional de Pike, y todavía no se conoce cuál fue la causa, que está siendo investigada.

El Servicio Forestal tiene desplegados 1.581 agentes y según el último informe trabajan con temperaturas de 30 grados centígrados, algo más bajas que los pasados días, y una humedad del 13 por ciento.

El presidente estadounidense ha expresado que su Gobierno proporcionará todas las herramientas para extinguir el fuego, pero que acabar con el incendio está en manos de los bomberos que trabajan en el área.

Según los cálculos del Servicio Forestal, hacia el próximo día 16 esperan poder apagarlo, siempre y cuando las condiciones meteorológicas se mantengan estables, ya que las altas temperaturas o el viento podrían avivarlo.

El incendio ha obligado a evacuar a 32.000 personas, algunas de las cuales han podido regresar a sus viviendas, como los vecinos del norte de Springdale Campground hasta Loy Creek y los del este de Range Road.

No obstante, 100.000 casas continúan amenazadas y se mantiene la orden de evacuación en la zona de Carroll Lakes.

Hasta ahora, la policía de Colorado Springs ha informado de que hubo dos víctimas mortales, cuyos nombres no se han difundido.

El Pentágono ha anunciado que enviaría cuatro aviones C-130 adicionales para ayudar en las labores de extinción, que se suman a otros cuatro que operan desde el pasado día 25 de junio en la zona de las Montañas Rocosas, desde la base militar de Peterson.

#CuandoElDescansoEsUnSueño