POLÍTICA
04/07/2012 15:10 CEST | Actualizado 04/07/2012 15:11 CEST

Los obispos afirman que "España está enferma" y critican el sexo como "una cultura de la muerte"

Chema Moya / EFE

Los obispos españoles aseguran que la sociedad española "está enferma" por la ideología de género que se ha implantado en los últimos años en España.

Según el documento publicado por la Conferencia Episcopal, La verdad del amor humano. Orientaciones sobre el amor conyugal, la ideología de género y la legislación familiar, los males de la sociedad se ven reflejados en el aumento de abortos, divorcios, explotación de mujeres y niños, anticoncepción, relaciones sexuales fuera del matrimonio, prostitución, violencia de género y las adicciones (pornografía, drogas, alcohol e internet).

Además, los obispos advierten de que la ideología de género que encuentra sus orígenes en el feminismo radical, el informe Kinsey y el influjo de un cierto marxismo que interpreta la relación entre hombre y mujer en forma de lucha de clases, ha contribuido al proceso de "deconstrucción de la persona, el matrimonio y la familia" propiciado por "filosofías inspiradas en el individualismo liberal, así como por el constructivismo y las corrientes freudo-marxistas".

CULTURA PANSEXUALISTA

Para los obispos, el marco de fondo en el que se desenvuelve esta ideología es " la cultura de la pansexualidad" de forma que "se considera bueno usar el sexo como un objeto más de consumo", algo que, según precisan los obispos, tiene "nocivas consecuencias" como "una cultura que no genera vida y que vive la tendencia cada vez más acentuada de convertirse en una cultura de la muerte".

Asimismo, la Conferencia Episcopal constata "con dolor" que en España los poderes públicos han contribuido, no pocas veces, a la evolución de estas actuaciones intentando "impregnar de esa ideología el ámbito educativo" como es el caso de de la asignatura de Educación para la ciudadanía.

MANIPULACIÓN DEL TÉRMINO MATRIMONIO

Igualmente, remarcan que en España se ha propagado la manipulación del lenguaje que "enmascara algunas de las verdades básicas de las relaciones humanas", como ha ocurrido con la palabra matrimonio . El pasado 22 de junio, la Real Academia Española incluyó en el término matrimonio la unión de dos personas del mismo sexo.

En esta línea, apuntan que el amor conyugal es "un amor de entrega en el que sin dejar de ser erótico, el deseo humano se dirige a la formación de una comunión de personas" y, por tanto, afirman que "no sería conyugal el amor que excluyera la sexualidad o la considerase como un mero instrumento de placer". En cualquier caso, recuerdan que "la virtud de la castidad es imprescindible en la respuesta de la persona a la vocación al amor".

FIDELIDAD PARA SIEMPRE

Igualmente, explican que esta unión debe tener también como característica necesaria la fidelidad "para siempre" en la prosperidad y en la adversidad y "ajeno a todo adulterio y divorcio".

No obstante, advierten que se sienten esperanzados ya que han comprobado que "cada día se extiende más la valoración positiva del bien de la vida y de la familia; la negación de los médicos en realizar abortos, la ayuda de las familias a la sociedad en tiempos de crisis y las multitudinarias manifestaciones en favor de la vida en las Jornadas de la Familia y en las Jornadas Mundial de la Juventud.

#CuandoElDescansoEsUnSueño