INTERNACIONAL
23/07/2012 12:54 CEST | Actualizado 22/09/2012 11:12 CEST

Gibraltar pide al Reino Unido que "actúe" tras el último conflicto pesquero en el Peñón

EFE

El Gobierno de Gibraltar ha pedido al Reino Unido que actúe "no simplemente con protestas escritas" tras denunciar que la Guardia Civil ha interceptado en aguas de la Bahía de Algeciras una embarcación de pesca gibraltareña, una incursión que define de "ilegal".

El incidente ocurrió el pasado viernes cuando, según ha explicado el gobierno de Gibraltar en un comunicado, "funcionarios de la Guardia Civil, a bordo de la embarcación de Río Ceden, abordaron y tomaron el control de un barco en aguas territoriales de Gibraltar y, a continuación trasladaron a sus ocupantes al puerto de Algeciras a gran velocidad y sin luces de navegación".

El alcalde de Algeciras, el popular José Ignacio Landaluce, ha aclarado en un comunicado que la embarcación de recreo estaba pescando atún rojo, lo que está prohibido por la Unión Europea.

Según el alcalde popular, la Guardia Civil "pidió a la embarcación gibraltareña que les acompañasen a las dependencias del Instituto Armado en el puerto de Algeciras", donde, después de mostrar la documentación, les fue impuesta una sanción administrativa, tras lo que la embarcación volvió a su base, en el puerto de Gibraltar.

Gibraltar asegura que los dos ocupantes, dos gibraltareños "ciudadanos británicos", fueron "ilegalmente detenidos" y que los agentes españoles confiscaron los equipos "perfectamente legales" que tenían a bordo del barco.

En su comunicado el Gobierno gibraltareño dice que "ha llegado la hora para la acción, no de simples protestas por escrito entre Londres y Madrid" y hace un llamamiento a Reino Unido para que haga "valer su posición para defender la integridad territorial de Gibraltar, por todos los medios que tienen a su disposición de una forma razonable y mesurada, pero eficaz".

"COMPORTAMIENTO VERGONZOSO"

Por su parte, el Gobierno del Reino Unido ha calificado de "intolerable e ilegal" el episodio.

En un comunicado divulgado por el Foreign Office, el secretario de Estado británico para Europa, David Lidington, ha calificado esa incursión de "comportamiento vergonzoso" y aseguró que el Reino Unido hará saber a las autoridades españolas que esta acción de un socio europeo es "intolerable e ilegal".

"Estoy conmocionado por el comportamiento vergonzoso de la Guardia Civil española que detuvo a dos gibraltareños británicos en jurisdicción británica y los llevó a España", señala la nota del secretario de Estado.

MESES DE TENSIÓN

El pasado mayo hubo algunos incidentes en aguas cercanas a Gibraltar entre pesqueros españoles y las autoridades gibraltareñas.

Los españoles tuvieron problemas para pescar después de que el Gobierno del Peñón les impidiera hacerlo en aguas cercanas a Gibraltar, al esgrimir una ley de 1991 para vetar artes de pesca que utilizan los españoles y permite la normativa europea.

Entonces, los pesqueros de Algeciras y la Línea recibieron la protección de los barcos de la Guardia Civil española.

#JUNTOS