POLÍTICA
23/07/2012 21:40 CEST | Actualizado 27/03/2019 15:54 CET

Interior aboga por castigar "más agresivamente" las imprudencias que originen incendios (FOTOS)

Robin Townsend / EFE

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha vuelto antes de hora de su viaje oficial a Chipre para acudir a Figueres y seguir de cerca los incendios que azotan el norte de Cataluña. Fernández Díaz ha declarado a los medios que se estudiará, en la reforma del Código Penal, endurecer las penas por las imprudencias que originen incendios forestales.

"Estas actitudes conllevan pérdidas que deben tener un reflejo en el Código Penal", ha señalado el ministro, quien ha insistido en la necesidad de tipificar estas conductas imprudentes "más agresivamente", ya que causan "pérdidas de vida, patrimoniales y ecológicas".

El incendio, que se originó el domingo en La Jonquera por culpa de una colilla, es el más grave que se registra en Cataluña en los últimos 14 años. Por el momento han muerto cuatro personas, ocho siguen ingresadas y se han quemado más de 14.000 hectáreas.

"PERSPECTIVAS POSITIVAS" POR LAS CONDICIONES METEOROLÓGICAS

El consejero de Interior de la Generalitat, Felip Puig, ha declarado este lunes a las nueve de la noche que había "perspectivas positivas" respecto a la extinción del incendio, el cual aún no está controlado.

Puig se ha referido a las mejoras climatológicas que se esperan para esta noche, en la que se prevé que suba la humedad hasta el 70% (estos días ha estado alrededor del 30%), desciendan las temperaturas unos 10 grados respecto a la media de la última semana y baje el viento. "Todos estos factores tienen que permitir atacar cada vez más al fuego y cercarlo progresivamente", ha declarado.

Puig ha explicado que se ha ordenado un "confinamiento ligero" a los habitantes de varios pueblos de la zona, que implica no salir de sus localidades. El consejero también ha anunciado que de los 3.000 usuarios que esta mañana estaban sin electricidad, solo quedaban 60 con problemas de suministro.

El HUFFPOST PARA EL ÁGUILA