INTERNACIONAL
25/07/2012 09:37 CEST | Actualizado 25/07/2012 09:49 CEST

Christian Bale en Denver: vista a las víctimas del tiroteo de Aurora (FOTOS)

Afp

Viaje sorpresa y a título personal de Christian Bale a Aurora (Denver, EEUU) para visitar a las víctimas en el tiroteo de la semana pasada. El actor que encarna a Batmanen El caballero Oscuro, la leyenda renace, la cinta que los fallecidos y heridos en el tiroteo estaban viendo cuando empezaron los disparos en el interior de un cine, ha charlado con los heridos que aún están hospitalizados.

Bale pasó algo más de dos horas en el Centro Médico de Aurora. Pudo charlar con siete pacientes y con personal del hospital, así como con el gobernador de Colorado, John Hickenlooper. El actor exigió a Warner Bros, la productora de la película de Batman, que su visita se hiciera sin informar a la prensa, por lo que no hubo declaraciones.

Alguno de los afectados por el tiroteo, así como personal del centro médico, recurrieron posteriormente a las redes sociales para colgar sus fotografías con Bale quien, según el presidente interino del complejo hospitalario, Bill Voloch, dedicó unos 10 minutos a hablar con cada una de las víctimas. "Fue bueno para los pacientes. Esperamos que fuera terapéutico para ellos y todo el equipo realmente apreció que viniera", comentó Voloch.

El actor estuvo acompañado por su esposa, Sibi Blazic, y pudo conocer también a los agentes de policía de la ciudad que resultó conmocionada el pasado viernes al conocerse que un tiroteo en uno de sus cines había causado la muerte de 12 personas y dejado heridas a otras 58.

El principal sospechoso del crimen, James Holmes, de 24 años, fue detenido y puesto a disposición judicial a la espera de que se presenten oficialmente los cargos en su contra. Según la descripción de lo ocurrido, un asaltante pertrechado con una máscara de gas y protección antibalas irrumpió en un cine de Aurora, a las afueras de Denver, mientras se proyectaba el estreno de The Dark Knight Rises y la emprendió a tiros contra el público, al que también agredió con bombas de gas lacrimógeno. Compró su arsenal a través de internet y en la noche del suceso dejó explosivos en su casa, que fueron desactivados por la policía.

En esta imagen, con uno de los heridos a los que visitó

Y las fotos de la visita que realizó con su esposa a un lugar lleno de mensajes a las víctimas.

ESPECIAL PUBLICIDAD