INTERNACIONAL
29/07/2012 10:45 CEST | Actualizado 29/07/2012 10:46 CEST

El ministro de Finanzas alemán cree que España no necesita más ayuda que la aprobada

EFE

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, considera que España no necesita una ayuda que vaya más allá de los 100.000 millones de euros aprobados por el eurogrupo para el sector financiero y rechazó informaciones según las cuales el BCE planifica una compra de títulos de deuda soberana española.

"No hay nada cierto en esas informaciones. Las necesidades financieras de España a corto plazo no son tan grandes y el paquete de ayuda de 100.000 millones es suficiente", dijo el ministro en declaraciones que publica el dominical Welt am Sonntag.

Schäuble afirmó, además, que no había que caer en el alarmismo por el hecho de que los intereses para la deuda española hayan llegado a estar por encima del 7 %. "Eso es algo doloroso y crea mucha inquietud, pero el mundo no se hunde porque en algunas subastas haya que pagar intereses más altos", dijo Schäuble.

RESPETO POR EL GOBIERNO

El ministro agregó que el Gobierno español no está cayendo en la desesperación, sino haciendo sus deberes y adelantando una serie de reformas importantes, como el alza del IVA y los recortes para los empleados públicos. "El Gobierno español merece respeto por todo ello. Los mercados todavía no están recompensando las reformas pero ya lo harán", dijo el ministro.

En la entrevista, Schäuble, también se refirió al hecho de que Alemania pague intereses prácticamente nulos en los mercados financieros. Eso es algo que, según dijo, le genera sentimientos encontrados ya que, aunque reduce el gasto germano, es una muestra de "profunda inseguridad" de parte de los inversores. "Por un lado es positivo para un ministro responsable del presupuesto porque baja el gasto. Pero por otro, para un ministro de Finanzas es una señal de que los mercados no están en orden", señaló Schäuble.

Schäuble no espera que los intereses de los títulos de deuda soberana alemana suban después de la reciente decisión de la agencia de calificación de riesgo Moody's. "No habrá subida de intereses, me iré de vacaciones tranquilo. Por lo demás, los mercados ya no se toman tan en serio a las agencias de calificación de riesgo", declaró el ministro, quien criticó la decisión de Moody's.

LA SALIDA DE GRECIA NO ASUSTA

El ministro alemán de Economía, Philipp Rösler, reiteró por su parte que una eventual salida de Grecia del euro ya no asusta y que "se ha perdido el horror" que producía esa posibilidad. Rösler, en declaraciones a la emisora Deutschlandfunk, consideró que, en caso de una inminente insolvencia griega, el país debe decidir si sigue o no en el euro, y se mostró convencido de que la salida de Grecia del euro no produciría una efecto dominó en la eurozona.

No es la primera vez que el ministro alemán de Economía se refiere a la crisis griega y a la posibilidad de que Grecia tenga que salir del euro. En unas declaraciones del pasado jueves a la televisión alemana, Rösler dijo que las ayudas a ese país estaban supeditadas a un cumplimiento de los compromisos de ajuste, aún en el caso de que el país balcánico estuviera al borde de la insolvencia.

ESPACIO ECO