POLÍTICA
29/07/2012 12:12 CEST | Actualizado 02/10/2012 18:40 CEST

La crisis obliga a los miembros del Gobierno y los líderes políticos a quedarse sin vacaciones

EFE

Los miembros del Gobierno y los dirigentes de los partidos políticos no tendrán vacaciones este verano. La incertidumbre sobre la evolución de la economía se lo impide, aunque todos ellos intentarán hacer alguna escapada sin alejarse mucho de Madrid. El Ejecutivo prefiere reservar los días de descanso para el año que viene, cuando cree que todo estará solucionado.

"Ya habrá vacaciones el año que viene", ha asegurado a la agencia EFE una fuente desde la Moncloa. No es novedad, en cualquier caso, que el Gobierno se ponga deberes para agosto y fije alguna reunión del Consejo de Ministros, como ha ocurrido en los últimos años con el Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero a consecuencia de la crisis económica.

En esta ocasión, el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha citado a sus ministros tres viernes de agosto, el 3, el 24 y el 31, pero desde Presidencia del Gobierno se les ha advertido de que no se puede descartar que se les convoque alguna más. Además, Rajoy viajará a Palma de Mallorca el 14 de agosto para el tradicional despacho estival con el rey en el Palacio de Marivent.

A MENOS DE UNA HORA DE VUELO

Con esta agenda, las vacaciones de Rajoy serán mínimas, y, de hecho, sólo tiene previsto desplazarse algún día a Galicia, donde su esposa y sus hijos van a pasar gran parte del próximo mes.

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, no tiene tampoco muchos planes. Estará en Madrid y los primeros días de agosto viajará a Roma y Berlín para reunirse con dirigentes de su espectro político. Aunque encabezará igualmente reuniones periódicas del "núcleo duro" del PSOE para analizar, entre otros asuntos, la evolución de la situación económica, sí confía desplazarse algún día a Asturias con su esposa.

La dirección socialista, según han informado a Efe fuentes del partido, ha impuesto una condición a sus miembros si prevén algún día de descanso: no desplazarse a más de una hora de vuelo de Madrid.

PLANES DE GOBIERNO

A alguna corta escapada a Portugal se va a limitar el asueto veraniego de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, cuyo esposo nació en el país vecino. Los ministros del área económica también se olvidan de vacaciones. Desde el Ministerio de Hacienda se asegura que su titular, Cristóbal Montoro, estará prácticamente todo el mes trabajando.

Su colega de Economía, Luis de Guindos, intentará desplazarse algún día a su casa de Marbella y aprovechar para jugar algún partido de tenis. No sabe si podrá disfrutar de días libres el ministro de Industria, José Manuel Soria -aunque es previsible que pase alguno en su comunidad, Canarias-, ni tampoco la responsable de Empleo, Fátima Báñez, pese a que es posible que intente alguna escapada a su Huelva natal.

Ana Pastor, responsable de Fomento, no tiene planes vacacionales y, en principio, cuenta con trabajar todo el mes, mientras que Miguel Arias Cañete, ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, estará en Madrid la primera parte de agosto y después irá unos días a su casa de Jerez de la Frontera.

"Pocos días y en España", se apunta desde el Ministerio del Interior y sin aportar más datos por razones de seguridad ante las previsiones de su titular, Jorge Fernández. El jefe de la diplomacia española, José Manuel García-Margallo, gran aficionado al mar, intentará desplazarse alguna jornada a Jávea con su familia y disfrutar de su pequeño barco, leer y pasear.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, tiene previsto unos días de descanso en Málaga junto a su familia. Tampoco saldrá de España el responsable de Defensa, Pedro Morenés, quien se trasladará por cortos espacios de tiempo a Extremadura y Andalucía. Caminar, jugar al golf y seguir con atención los Juegos Olímpicos van a ocupar gran parte de su tiempo de ocio.

WERT, EN LOS JUEGOS

Sin vacaciones se quedará el ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, debido en gran parte a los Juegos Olímpicos de Londres. Allí viajó el viernes acompañando a la delegación española y participando en actos oficiales. Regresará próximamente a la capital británica en función de los resultados de los deportistas españoles, y también en agosto viajará a Edimburgo a la cumbre europea de Cultura.

La ministra de Sanidad, Ana Mato, también con actos oficiales programados para agosto, se tomará tres o cuatro días de descanso tras el Consejo de Ministros del día 3 e irá con su familia al Puerto de Santamaría (Cádiz) En sus primeras vacaciones como presidente del Congreso, Jesús Posada, fiel a la tradición, pasará unos días en su tierra, concretamente en la localidad soriana de El Royo. Pero también se acercará a Huelva, provincia de la que fue gobernador civil.

Por su parte, el líder de Izquierda Unida, Cayo Lara, prevé pasar unos días en Conil (Cádiz), un municipio gobernado por su fuerza política.

ESPACIO ECO