POLÍTICA
31/07/2012 12:57 CEST | Actualizado 27/03/2019 15:51 CET

Zapatero reaparece, asume errores y pide la intervención del BCE

GETTY

Alejado de la primera línea de la política, el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, ha reaparecido por primera vez en un medio nacional a través de una tribuna publicada este martes en el diario El Mundo.

"Se han cometido errores […] Los Gobiernos los hemos cometido, y asumo en primera persona los que corresponden al que yo presidí"

El expresidente asume fallos en su actuación, si bien no concreta cuales fueron. Liberado por el hecho de no pertenecer ya al Ejecutivo, también reconoce que se cometieron errores en el diseño de la Unión monetaria y en los países que la integraron.

Las propuestas de Zapatero pasan por un programa de compra de deuda soberana en el mercado secundario para estabilizar las primas de riesgo de España e Italia en una horquilla en torno a los 200-300 puntos básicos, así como una reducción del tipo oficial del dinero. Si esto sucediera, el expresidente considera que "podría empezar a cambiar la situación, para ver, al fin, algo de luz al final de este largo túnel"

"Cuando el BCE ha intervenido en los mercados de deuda, lo ha hecho como sin querer hacerlo".

Zapatero aboga por una actuación más decidida del banco europeo. También es partidario de seguir con las políticas de reforma y consolidación fiscal, orientándolas al crecimiento.

En el texto, el expresidente defiende la independencia del BCE, pero matiza que dicha independencia debe predicarse "respecto de todos los Gobiernos de la Unión, tanto de los países más grandes como de los pequeños", en una clara alusión al control que ejerce Alemania sobre esta institución.

"Tengo el convencimiento de que estamos en la hora más decisiva para el futuro del euro y, por tanto, para el bienestar futuro de todos los países".

Zapatero considera que las decisiones que adopte el BCE en la reunión de este jueves "podrían cambiar sustancialmente la situación de los mercados de deuda y las expectativas económicas".

El artículo publicado en El Mundo acaba con su silencio, apenas roto por declaraciones breves y deliberadamente alejadas de la actualidad política o económica. Desde el traslado de poderes el pasado diciembre, el expresidente ha aparecido en público en muy pocas ocasiones. Se le vio en el Congreso,en el funeral de Gregorio Peces-Barba y en una entrevista que concedió a la cadena catarí Al Jazeera el pasado junio.

REPROCHES AL BANCO CENTRAL EUROPEO

Zapatero destaca las palabras de Draghi del pasado 26 de julio, en las que, después de haber reiterado que el BCE no estaba para solucionar los problemas financieros de los Estados, el presidente del eurobanco afirmó que la institución estaba dispuesta a hacer lo que fuera necesario para preservar el euro.

"Con tan sólo 14 palabras, cambió la tendencia de los mercados" escribe el expresidente, que reclama al BCE un papel similar al que desempeñan la Reserva Federal estadounidense o el Banco de Inglaterra. El exmandatario requiere a la institución que actúe "como prestamista de última instancia" para recuperar la liquidez, la estabilidad monetaria y la capacidad de financiación de los Estados.

Zapatero reprocha al BCE las subidas de los tipos de interés en julio de 2008, cuando la institución, presidida en aquel momento por Jean Claude Trichet, situó el precio del dinero en un 4,25%. Asimismo también critica las dos subidas de la primavera de 2011, cuando "no había riesgo de una escalada inflacionista", y tampoco entiende que en el actual contexto se mantenga en el 0,75% y no se haya reducido más.

ESPECIAL PUBLICIDAD