POLÍTICA
03/08/2012 09:48 CEST | Actualizado 03/08/2012 13:21 CEST

Renfe, Adif y Feve, en huelga contra la liberalización del sector

Ballesteros / EFE

La huelga ferroviaria de 24 horas convocada por los sindicatos para protestar contra la liberalización del sector se desarrolla con pocas incidencias. Los servicios mínimos son del 75% en los trenes de alta velocidad y larga distancia, y un 67% en los interurbanos, según el Ministerio de Fomento. En Adif y FEVE, un 18,5% y un 21% del personal está trabajando.

El paro ha sido convocado en las compañías Renfe, Adif y Feve, donde trabajan unas 30.000 personas, coincidiendo con los desplazamientos masivos con motivo del inicio de las vacaciones de muchos españoles. Cerca de un 90% de los trabajadores con posibilidad de hacer la huelga han decidido secundarla en el turno de noche y en las primeras horas del turno de mañana, según ha señalado CC.OO. Fomento sostiene que la cifra es de un 20%.

El secretario de Estado de Fomento, Rafael Catalá, ha cifrado el impacto de la huelga en los ingresos de Renfe en unos 3 o 4 millones de euros por el efecto de los ciudadanos que optan por no viajar, los billetes devueltos y los trenes que no salen.

Los sindicatos han denunciado que los servicios mínimos establecidos son "los más abusivos en la historia del sector ferroviario", pero Catalá, los ha considerado "equiparables" a paros anteriores y "equilibrados" entre el derecho a la huelga y el derecho a la movilidad y al trabajo.

BARRICADAS EN CATALUÑA

Los altercados más notorios se han registrado en Barcelona, donde las barricadas organizadas por los huelguistas han obligado a interrumpir a primera hora de la mañana dos líneas de Rodalies a las siete menos cuarto de la mañana. El servicio ya ha sido reestablecido pero todavía se están produciendo retrasos de unos 15 minutos.

Además, varios piquetes han saboteado hasta cinco trenes al accionar las alarmas de los vagones obligando a su detención, provocando retrasos de hasta 25 minutos.

En Madrid, más de medio centenar de trabajadores se han reunido a las seis de la mañana y a las once de la mañana en la estación de Atocha entre ruidos de silbatos y bocinas. Se han producido enfrentamientos entre agentes de la policía y trabajadores ferroviarios cuando los manifestantes han tratado de entrar en la zona de Cercanías.

NUEVOS PAROS EN SEPTIEMBRE

Los sindicatos convocantes (CC.OO, UGT, Semaf, CGT, Sindicato Ferroviario y Sindicato de Circulación) han confirmado un segundo paro para el 17 de septiembre y la convocatoria de más movilizaciones si el ministerio de Fomento no cambia su actitud. Muestran así su rechazo al proyecto de reforma del Gobierno, que prevé liberalizar el servicio en julio de 2013 y contempla dividir la operadora pública Renfe en cuatro empresas y también integrar la actual Feve dentro de Renfe y Adif.

En este sentido, Catalá, ha defendido la "necesidad" de esta reforma para sanear la viabilidad del ferrocarril porque su situación actual es "insostenible".

Los tres operadores suman una deuda de 20.700 millones de euros, existen vías con muy baja ocupación y un mantenimiento muy costoso, según Catalá, a favor de abordar un "proceso de modernización". El secretario de Estado ha asegurado, además, de que existe una negociación abierta con los sindicatos para garantizar la viabilidad del servicio. "Si no tiene viabilidad propia -ha advertido- hay que financiarlo con los impuestos de los españoles".

ESPACIO ECO