INTERNACIONAL
05/08/2012 13:49 CEST | Actualizado 05/08/2012 13:49 CEST

EEUU investiga la empresa del magnate de Eurovegas por blanqueo de dinero en Las Vegas

MIKE CLARKE / AFP

La Fiscalía estadounidense investiga si Las Vegas Sands, la empresa del multimillonario Sheldon Adelson, quien pretende construir en Barcelona o Madrid el macrocomplejo de ocio y juego Eurovegas, están implicados en un escándalo de blanqueo de millones de dólares a través de dos de sus casinos de Las Vegas, según han confirmado fuentes judiciales e involucradas en el caso al diario The Wall Street Journal.

Las autoridades de Estados Unidos están indagando si Las Vegas Sands blanqueó dinero durante varios años procedente de un empresario mexicano acusado de tráfico de drogas y de un ejecutivo californiano encarcelado por sobornos. Esta investigación se une a la ya abierta por la Justicia estadounidense por presuntas prácticas corruptas en Macau (China), donde Adelson estableció otro gran complejo de juego.

Fuentes del Departamento de Justicia y del Tesoro estadounidense han alertado del creciente temor de que los casinos se estén erigiendo como focos de blanqueo de dinero y de financiación del terrorismo. No obstante, aún se desconoce si Adelson, un influyente donante de fondos del Partido Republicano, también será investigado por las autoridades.

RESPUESTA

En respuesta a estos procesos abiertos, un portavoz de Las Vegas Sands, Ron Reese, ha explicado que la compañía está colaborando con la Justicia, si bien considera que no ha cometido ningún delito, negando todas las acusaciones vertidas contra la empresa de ocio de Adelson.

Las investigaciones abiertas sobre Las Vegas Sands están centradas en la cúpula ejecutiva, que ignoró varios avisos del Gobierno estadounidense sobre dos "peces gordos" que, finalmente, consiguieron depositar ingentes cantidades de dinero, según han aclarado fuentes familiares al caso.

En este sentido, la Justicia estadounidense deberá determinar si Las Vegas Sands podía conocer si el dinero procedía de actividades ilícitas o pudo alertar a las autoridades sobre el origen de los montantes. Así pues, los directivos de Las Vegas Sands podrían ser acusados de "ceguera premeditada" por ignorar la procedencia del dinero e incluso la compañía podría ser demandada por "una flagrante indiferencia organizacional", según han precisado fuentes judiciales al WSJ.

Otras fuentes implicadas en este proceso han argüido que las investigaciones empezaron el año pasado, aunque no parece probable que se interpongan cargos a Las Vegas Sands o a alguno de sus ejecutivos en varios meses o hasta después de las elecciones presidenciales de noviembre.