POLÍTICA
14/08/2012 18:07 CEST | Actualizado 14/08/2012 18:45 CEST

El alcalde de Sevilla inaugura una estatua de más de 4 metros al papa Juan Pablo II

Sevilla contará desde hoy con una estatua de 4,25 metros de altura del papa Juan Pablo II. La obra será inaugurada este martes en la Plaza Virgen de los Reyes de Sevilla, frente a la catedral, por el alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido, del Partido Popular.

Al acto, que tendrá lugar a las 21:30 horas, acudirán también el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, encargado de bendecir el monumento, y la Banda Municipal, que tocará en la misma plaza.

La estatua ha sido trasladada esta madrugada desde la catedral hacia su ubicación en la plaza, frente a la fachada de la iglesia del convento de la Encarnación, a unos 40 metros de la Puerta de los Palos de la Catedral. Concretamente, estará situada por delante del ciprés, a la izquierda de la puerta de la iglesia, entre cuatro naranjos, en un área de unos 20 metros cuadrados.

Realizada en bronce por el escultor Manuel Miñarro, la estatua, que tiene una altura de 2,45 metros, representa a Juan Pablo II vestido con palio y casulla, y estará situada sobre un pedestal de 1,80 metros de alto, donde figura una placa en la que está escrita la frase "Sevilla a Juan Pablo II". En total, 4,25 metros de estatua papal.

Para los promotores de esta escultura, la inauguración de este martes supone todo un éxito. Así lo asegura el portavoz de la Asociación Promonumento a Juan Pablo II, Francisco Valderrama, quien habla de "seis años de lucha y trabajo para sacar la iniciativa adelante".

Esta asociación, que asegura ser "aconfesional", ha agradecido a Zoido "el desbloqueo del colapso institucional" que, según se quejan, existía con el anterior regidor del PSOE, Alfredo Sánchez Monteseirín. "Ha sabido realizar las gestiones con discreción y elegancia y sabiendo entender a todas las partes", ha añadido el portavoz.

NO LE QUIERE TODO EL MUNDO

Sin embargo, a Juan Pablo II no le quiere todo el mundo, como reza el famoso lema de los seguidores del fallecido pontífice. Iniciativa Sevilla Abierta es una organización que rechaza abiertamente el monumento a Wojtyla. En un manifiesto aseguran que las estatuas, "como representación simbólica de los valores apreciados por una sociedad, deben representar a los ciudadanos de diversas creencias e ideologías".

También critican que durante los últimos años, entre las esculturas erigidas en Sevilla dominan "la religión católica, el localismos y el folclore" y que se olvida a "quienes han contribuido a través de la ciencia y la cultura a nuestro progreso social y económico". De hecho, el propio Zoido fue quien cambió el nombre de la calle dedicada a Pilar Bardem por Nuestra Señora de las Mercedes. Entonces dijo que se limitaba a "escuchar la voz de los vecinos" y no por revancha política.

El comunicado de los opositores a la estatua reconoce que "algunas actuaciones sociales" del papado de Juan Pablo II "son ampliamente reconocidas" pero asegura que "su rechazo a múltiples manifestaciones del progreso social y científico no es compartido por una parte significativa de los sevillanos". Añade, además, que Sevilla ya homenajea al difunto papa con una avenida a su nombre y que la Iglesia cuenta con "numerosos espacios propios" donde puede "homenajear a sus miembros y en los que podría erigir ese monumento".

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST