INTERNACIONAL
17/08/2012 12:27 CEST | Actualizado 17/08/2012 12:49 CEST

La pequeña habitación mal ventilada donde vive Julian Assange en la Embajada de Ecuador en Londres (FOTOS)

TAL COHEN / EFE

Una pequeña habitación mal ventilada, con una lámpara solar y una cinta de correr. En este entorno vive desde hace 59 días Julian Assange, fundador de Wikileaks, en la Embajada de Ecuador en Londres, según explica en un reportaje el diario británico The Times.

Assange, que desde ayer jueves cuenta con el asilo diplomático de Ecuador pese a las presiones de Reino Unido, Estados Unidos y Suecia, se encuentra "aburrido", según The Times.

El fundador de Wikileaks pasa las horas en una pequeña oficina, donde también tiene conexión a Internet, una colchoneta hinchable a modo cama y una pequeña ventana, según relata The New York Times. Allí Assange lleva recluido desde el pasado 19 de junio con la pulsera electrónica impuesta en su arresto domiciliario. "Intranquilo" y "tenso", según sus amigos, Assange comienza a sentirse deprimido, aunque probablemente las últimas noticias desde Ecuador le hayan levantado el ánimo.

El edificio de la Embajada, de estilo victoriano, está situado tras los lujosos almacenes Harrods, en el barrio de Knightsbridge. En su interior, Assange ha recibido visitas que "ponen música y le animan a bailar". Entre ellas, la de su ayudante Sarah Harrison, quien acude con frecuencia a verle por las tardes junto al portavoz de Wikileaks, Joseph Farrell. Además, han pasado por allí el periodista John Pilger, que pagó parte de su fianza, y Vaughan Smith, quien alojó a Assange en una vivienda de Norfolk durante más de un año.

¿CUÁNDO SALDRÁ?

Dos meses después de entrar en la Embajada de Ecuador en Londres, a Assange le pueden quedar aún muchas noches en esa habitación. La situación no es sencilla. Reino Unido quiere enviar al fundador de Wikileaks a Suecia a toda costa y para ello se ampara en una ley propia de 1987 que le permite revocar el estatus diplomático de una embajada. Una norma contraria a la Convención sobre Relaciones Diplomáticas de Viena, que establece la inviolabilidad de las embajadas, para que las fuerzas de seguridad de un país puedan acceder a ellas sin el permiso del embajador.

A la espera de ver qué hace el Gobierno británico, Scotland Yard ya ha avisado a Assange de que si pone un pie fuera de la Embajada será arrestado. Por esa razón, la Policía ya le espera a las puertas del edificio pese a la concesión de asilo diplomático, que no servirá para que Londres le dé el salvoconducto para marcharse a Ecuador como ha pedido su abogado, Baltasar Garzón.

Photo gallery Julian Assange See Gallery