NOTICIAS
18/08/2012 17:59 CEST | Actualizado 18/08/2012 17:59 CEST

Comienza la Liga: Real Madrid y Barcelona, grandes favoritos entre equipos en crisis

Getty

Una nueva Liga partida en dos. Real Madrid y Barcelona vuelven a retarse un curso más al margen de los otros 18 equipos, que disputarán la llamada 'otra Liga'. Esa en la que Valencia y Sevilla tratarán de buscar el tercer puesto, con permiso de equipos en auge como el Athletic de Bilbao y el Atlético de Madrid. Mientras tanto, en la zona humilde de la tabla previsiblemente lucharán los recién ascendidos (Celta, Deportivo y Valladolid) con aquellos clubes acostumbrados a sufrir y que el año pasado ya lo pasaron mal para mantener la categoría, como el Zaragoza y el Rayo Vallecano.

Uno de los recién ascendidos, el Celta de Vigo, será el anfitrión del inicio del torneo a partir de las 19:00 horas contra el Málaga. Le seguirán el Sevilla-Getafe a las 21:00 y el Mallorca-Espanyol a las 23:00, una hora poco habitual para la Liga. Precisamente los horarios han mantenido en vilo el inicio de la competición, tras el amago de huelga de un numeroso grupo de equipos contra la decisión de la Liga de jugar partidos tan tarde.

Una decisión que no afecta, al menos en las tres primeras jornadas, a Real Madrid y Barcelona, que debutarán este domingo en casa ante el Valencia (19:00 horas) y la Real Sociedad (21:00 horas), respectivamente. Los de Mourinho defienden el título por primera vez en años, mientras que los culés afrontan una nueva etapa con Tito Vilanova al frente, en sustitución de Pep Guardiola.

A no ser que algún equipo dé la sorpresa, todo apunta a que entre el Bernabéu y el Camp Nou se decidirá el título de Liga un año más. Ambos conjuntos aglutinan los mayores beneficios, los mejores jugadores y practican el mejor fútbol del campeonato. Los blancos, que en los dos años de Mourinho han logrado Copa y Liga, buscarán este año la Copa de Europa, objetivo histórico del club de Chamartín. Para ello cuentan con el mismo equipo que ganó la Liga el curso pasado y esperan incorporar al mediocampista Luka Modric, procedente del Tottenham inglés.

El Barcelona, por su parte, buscará mantener el estilo de Guardiola con Tito Vilanova, su nuevo entrenador. El que fuera segundo de Pep toma las riendas de un equipo hecho y en cuya confección tiene mucho que ver. La adaptación está hecha: los jugadores le conocen de sobra y están acostumbrados a su presencia en los entrenamientos y en el banquillo. El destino ha querido que sea él quien dé la réplica a Mourinho, vencedor en la disputa por la competición doméstica, tras el 'dedazo' del entrenador luso a Vilanova en el Camp Nou en agosto del año pasado. De momento, el único refuerzo de verano con el que cuenta es el del lateral Jordi Alba, procedente del Valencia.

'LA OTRA LIGA', EN CRISIS

Al margen de los dos 'grandes', la Liga vive sus propias miserias. Al margen del conflicto de horarios, los clubes afrontan cada vez más deudas (unos 800 millones con Hacienda y la Seguridad Social) y se ven obligados a vender jugadores a los que no pueden pagar. El caso más grave ha sido el del Málaga, cuyo proyecto se ha ido desmoronando por la decisión del club de afrontar una reestructuración financiera que ha terminado con la marcha de jugadores como Cazorla, Ruud Van Nistelrooy y Salomón Rondón.

La crisis ha obligado a muchos jugadores a buscar su futuro lejos de España. Al caso de Cazorla, que se ha marchado al Arsenal inglés, se suma el de Borja Valero, del Villarreal a la Fiorentina italiana, y los de Domínguez y Javi Martínez, del Atlético de Madrid y el Athletic de Bilbao al Borussia de Mönchengladbach y Bayern de Múnich alemanes, respectivamente.