NOTICIAS
20/08/2012 17:36 CEST | Actualizado 20/08/2012 17:36 CEST

Mitt Romney se desmarca de Todd Akin, su senador ultra antiabortista

REUTERS

El candidato republicano a la Casa Blanca, Mit Romney, se ha distanciado de las palabras de su compañero de partido y candidato al Senado por Missouri, Todd Akin, quien aseguró este domingo que los casos de “violación legítima” acaban pocas veces en embarazo.

De hecho, han sido tanto el aspirante a presidente, Romney, como su ‘número dos’, Ryan Paul, los que han eechado tierra de por medio. Ambos “discrepan” de las palabras del Senador y aclaran que su administración “no se opondría al aborto en caso de violación”, ha aclarado la portavoz de la campaña republicana, Amanda Hennberg.

Lee las declaraciones del senador antiabortista

Entrevistado en National Review Online esta mañana, Romney ha calificado las palabras de Akin de “insultantes, inexcusables y, francamente, equivocadas”.

En un momento muy delicado, a menos de cien días de las elecciones presidenciales en EEUU, el candidato republicano mide cada una de sus palabras y actos para evitar el más mínimo error.

De ahí que haya tardado apenas unas horas en aclarar su postura y evitar, de esta forma, dar munición gratis a sus rivales demócratas, que no dudarían en denunciar el lado más radical, conlindante con el Tea Party, del aspirante a presidente. Romney se opone al aborto, excepto en los casos de violación e incesto.

Los demócratas ya han aprovechado las palabras de Akin para convertir la parte en un todo. “La elección de las palabras de Akin no es la cuestión. Lo verdaderamente importante es el partido republicano, liderado por Mitt Romnet y Paul Ryan, cuyas políticas sobre las mujeres y la salud están peligrosamente equivocadas”, ha señalado la presidenta del Comité Nacional Demócrata, Debbie Wasserman.

EL HUFFPOST PARA IKEA