INTERNACIONAL
21/08/2012 08:54 CEST | Actualizado 21/08/2012 08:54 CEST

Obama intervendrá en Siria si se emplean armas químicas

Brendan Smialowski / AFP

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió a su homólogo sirio, Bashar al Assad, de que la utilización o despliegue de armas químicas o biológicas marcaría una "línea roja" en el conflicto.

"Sería una línea roja para nosotros si vemos movimiento o utilización de armas químicas", dijo Obama, durante una comparecencia ante la prensa en la Casa Blanca. El mandatario norteamericano subrayó que dichos cambios modificarían el "cálculo" de Washington y sugirió la posible autorización de una intervención militar.

No obstante, Obama aclaró que "en estos momentos" no existen pruebas de que el régimen sirio esté recurriendo a armamento más agresivo contra la población.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, advirtió de que cualquier tentativa de emplear armas químicas en Siria tendría "enormes consecuencias" y haría que su Gobierno considerase una acción militar en el país, algo descartado por el momento.

"Hemos dejado muy claro que para nosotros hay algo que sería decisivo, y eso es si vemos que las armas químicas caen en manos de gente equivocada. Eso cambiaría significativamente mi evaluación (de la situación)", dijo Obama en una aparición por sorpresa en la sala de prensa de la Casa Blanca.

"Hasta ahora no hemos ordenado una acción militar en el país, pero hay algo que es crítico para nosotros, y eso es la cuestión de las armas químicas", subrayó el mandatario.

Presionado por los periodistas, Obama recordó que la situación en Siria es "muy volátil", por lo que no está "absolutamente seguro" de que recurriría a la fuerza militar ante un eventual despliegue del arsenal químico sirio.

"Pero ese es un factor decisivo para nosotros, y tendrá enormes consecuencias si vemos que las armas químicas se despliegan o son utilizadas", advirtió.

Obama lamentó que el presidente sirio, Bachar Al Asad, haya "duplicado la violencia" sobre su pueblo, y admitió que la posibilidad de iniciar una rápida transición política en el país árabe "parece bastante distante".

El Gobierno de Obama ha mantenido durante meses una presión diplomática y financiera para forzar la salida del poder de Al Asad, complementada con una ayuda a la oposición de material de uso no militar valorada en 25 millones de dólares, y una asistencia humanitaria a la población que se eleva ya a 76 millones de dólares.

Según un informe publicado en julio por el diario The Wall Street Journal, las autoridades sirias han comenzado a movilizar parte de su arsenal de armas químicas para trasladarlo a otras localizaciones, aunque el Ejecutivo estadounidense mantiene que, por el momento, no ha percibido señales en tal sentido.

APRENDE A USAR TU DINERO