INTERNACIONAL
01/09/2012 12:41 CEST | Actualizado 01/09/2012 12:41 CEST

Ben Bernanke abre las puertas a nuevas medidas y provoca la subida de la bolsa de EEUU

EFE

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), Ben Bernanke, defendió las políticas monetarias expansivas del organismo y abrió la posibilidad de adicionales medidas de estímulo, aunque evitó dar una fecha concreta.

"No deberíamos descartar el futuro uso de estas políticas si las condiciones económicas lo exigen", aseguró en su esperado discurso en la reunión de banqueros centrales en Jackson Hole (Wyoming). Tras las palabras de Bernanke, Wall Street cerró en terreno positivo y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, ascendió el 0,69%

Los analistas esperaban con atención las palabras de Bernanke, quien en el mismo lugar en 2010 ofreció indicios de una nueva ronda de inyección de liquidez, tras los últimos datos macroeconómicos en el país que reflejan un panorama sombrío de desaceleración.

CAUTELA

Aunque en esta ocasión el presidente de la Fed fue más vehemente que en discursos anteriores, mantuvo su cautela característica y no desveló los plazos que contempla para la puesta en marcha de estas nuevas medidas de estímulo.

"La Fed tiene previsto ser contundente en el respaldo de una recuperación sostenida", aseguró ante la prestigiosa audiencia de economistas y banqueros centrales de todo el mundo.

Para Bernanke, la situación económica está "lejos de ser satisfactoria", y citó como una de las "principales preocupaciones" el estancamiento del mercado laboral.

"La tasa de desempleo (actualmente en el 8,3 %) permanece más de 2 puntos por encima de lo que los miembros de la Fed consideran el valor normal a largo plazo", indicó el presidente del banco central estadounidense.

"MEDIDAS EXPANSIVAS"

Por ello, reiteró que la Fed "adoptará las medidas expansivas que sean necesarias para promover una recuperación económica más fuerte y una mejora sostenida de las condiciones en el mercado de trabajo en un contexto de estabilidad de precios".

Bernanke replicó a las críticas vertidas desde algunos sectores económicos que han señalado que las extraordinarias medidas expansivas en política monetaria alimentan las presiones inflacionarias.

La inflación permanece en Estados Unidos torno al 2 %, meta de la Fed, aseveró, "pese a las repetidas advertencias de que una excesiva política expansiva podría desencadenar inflación". Defendió, además, las decisiones tomadas en política monetaria en Estados Unidos como respaldo a la "tibia" recuperación.

Bernanke explicó que según los análisis de la Fed, las primeras dos rondas de inyección de liquidez impulsaron el crecimiento económico en un 3 % y generaron 2 millones de empleos, algo que no habría ocurrido de no haberse aplicado tales medidas.

La Fed ha mantenido una política monetaria expansiva desde el estallido de la crisis financiera en 2008 con dos rondas de inyección de liquidez, y se ha comprometido a mantener los tipos de interés de referencia entre el 0 % y el 0,25 % al menos hasta finales de 2014.