POLÍTICA
04/09/2012 13:20 CEST | Actualizado 04/09/2012 13:20 CEST

Aguirre perseguirá a los que corearon "¡Esperanza muérete!" en la apertura del año académico

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha dado órdenes a los servicios jurídicos del Gobierno regional para que insten a la Fiscalía o al juez a que tome medidas contra quienes clamaron "Esperanza muérete" en el boicot al acto que ayer se celebró para inaugurar el curso académico universitario 2012-2013.

"Vamos a instar al fiscal y al juez a que determine, identifique, interrogue y se tomen las medidas que en derecho correspondan contra los responsables de estos actos", ha apuntado Aguirre tras la inauguración de un nuevo acceso a Alcalá de Henares desde la M-300.

Para la presidenta regional la protesta "es legítima" pero otra cosa es cuando ésta "pasa a amenazas de muerte". A su juicio, este tipo de situación es "absolutamente intolerable" y usar "el lenguaje criminal" lo convierte "en un delito".

LENGUAJE CRIMINAL

"Una cosa es protestar por las decisiones que las autoridades de cualquier nivel quieran tomar, la protesta es totalmente legítima, pero cuando la protesta pasa a amenazas de muerte y a utilizar el lenguaje criminal, esto ya se convierte en un delito", ha sostenido la dirigente madrileña, quien ha añadido que ha tomado la decisión de pedir al juez que actúe porque lo ocurrido ayer, para ella, es un delito.

Aguirre ha explicado que todas las personas que portaban ayer la pancarta "están identificadas" y les ha pedido un "ejercicio" en el que piensen que aunque a "Esperanza se le puede decir todo", se olvidan de que ha sido "elegida por los madrileños por abrumadora mayoría para ser la presidenta de la Comunidad".

Esto, ha añadido, la convierte "mal que le pese a algunos" en la "máxima representante del Estado" en esta comunidad. Asimismo, ha explicado que ha hablado esta mañana con el rector de la Autónoma, José María Sanz, y que éste le ha garantizado que va a condenar los hechos ocurridos en su centro.

CONDENA A ESTA "ESCALADA DE VIOLENCIA"

En la misma dirección, ha señalado que espera y confía en que todos los grupos políticos de la Asamblea de Madrid condenen los sucesos "porque esta escalada de violencia y utilizar el lenguaje criminal y en algunos casos, necrófilos, verdaderamente" cree que se debe "condenar y desterrar".

"Esto en un régimen democrático como es el español es intolerable" En regímenes totalitarios y genocidas, que puede que a algunos les guste, pues muy bien que lo toleren, pero en la democracia española las amenazas de muerte a nadie se les puede consentir", ha considerado la presidenta madrileña.

Tras insistir en que está "muy chocada y escandalizada" por lo ocurrido, ha señalado que es "no es tolerable" que se viertan amenazas de muerte a "quienes han sido elegidos democráticamente para regir una comunidad, los ayuntamientos y el Gobierno de la Nación. "Ha habido una escalada en el lenguaje criminal y en las amenazas de muerte que, yo creo, no se puede consentir", ha concluido.