INTERNACIONAL
06/09/2012 09:31 CEST | Actualizado 05/11/2012 11:12 CET

En 2011, 17 millones de ciudadanos vivieron con escasez de alimentos en EEUU, 800.000 más que 2010

Flickr: Serita.V

Alrededor de 17 millones de estadounidenses sufrieron escasez de alimentos en 2011, un incremento en cerca de 800.000 respecto al año anterior, según indica un informe del Gobierno norteamericano.

En un informe hecho público este miércoles, el Departamento de Agricultura ha indicado que el 5,5% de los norteamericanos, cerca de 17 millones, experimentaron en 2011 "una seguridad alimentaria muy baja", hasta el punto de tener que saltarse alguna de las comidas o incluso de no comer nada a lo largo del día por falta de dinero para comprar alimentos.

LEE EL POST DE DEAN BAKER: POBREZA, LA NUEVA INDUSTRIA DEL CRECIMIENTO

El informe sobre seguridad alimentaria fue hecho público un día después de que el Gobierno de Estados Unidos indicara que cerca de 46,7 millones de norteamericanos se habían apuntado el pasado mes de junio a los cupones por alimentos, un incremento en 173.000 respecto a mayo.

La alta tasa de desempleo y el escaso crecimiento económico desde la recesión de 2008-2009 han disparado hasta niveles inéditos las inscripciones a los cupones por alimentos, el principal programa norteamericano contra el hambre.

La candidatura republicana a las elecciones presidenciales del próximo mes de noviembre ha propuesto un amplio recorte en este programa y en Medicaid para ayudar a reducir el déficit, mientras que los demócratas del presidente Barack Obama han advertido de que los recortes propuestos son excesivos.

El presidente del Centro de Investigación y Acción sobre Alimentos, Jim Weil, ha advertido de que este año la lucha contra el hambre va a ser más complicada debido a la agotamiento de las prestaciones por desempleo para decenas de miles de parados.

UNA INSEGURIDAD ALIMENTARIA DEL 16,4%

La tasa de inseguridad alimentaria general por individuo es del 16,4%, un porcentaje prácticamente inamovible desde 2008, el año en que se registraron los mayores niveles desde 1995, cuando el Departamento de Agricultura empezó a informar sobre seguridad alimentaria.

Los mayores problemas de seguridad alimentaria se registran en el sur, en las ciudades del interior, en las familias monoparentales, en las familias negras e hispanas y en los hogares con niños. Las mayores tasas (19,2) se detectan en los Estados de Mississippi y Arkansas y las menores (7,8) en Dakota del Norte.

Casi todas las personas con problemas de inseguridad alimentaria aseguraron a los autores del informe que algunos días se habían llegado a quedar sin comida y no tenían dinero para comprar más. El 97 por ciento de los encuestados afirmaron que se habían visto obligados a reducir el consumo o a saltarse alguna comida y el 91 aseguraron que ésa era su situación normal a lo largo del año. La mitad de los encuestados perdieron peso por escasez de alimento.

ESPACIO ECO