INTERNACIONAL
10/09/2012 14:07 CEST | Actualizado 10/11/2012 11:12 CET

Margallo se reúne con Mohamed Mursi para impulsar las relaciones económicas con Egipto

EFE

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha anunciado en El Cairo la creación de un consorcio hispano-egipcio para fomentar la actividad de las empresas en ambos países. El acuerdo económico llega tras el primer encuentro de un miembro del Gobierno con el nuevo presidente de Egipto, el islamista Mohamed Mursi, tras ser elegido en las urnas tras la caída del régimen de Hosni Mubarak en febrero de 2011.

"Vamos a poner en marcha un consorcio hispano-egipcio para facilitar a las empresas españolas y egipcias, especialmente a las pymes, el desarrollo de sus actividades en los dos países, y por qué no (desarrollar) una actividad conjunta", ha explicado Margallo en una rueda de prensa en la capital egipcia.

"Espero que las relaciones económicas entre los dos países se incrementen de forma sustancial en los próximos años", afirmó García-Margallo, que anunció que próximamente un grupo de empresarios españoles, acompañados por los ministros del ramo, visitará el país árabe.

Asimismo, el titular de Asuntos Exteriores transmitió al presidente egipcio una invitación del rey Juan Carlos para que visite España, que fue aceptada por Mursi.

Por su parte, el titular de Asuntos Exteriores egipcio, Mohamed Amr, ha explicado en la misma rueda de prensa que "existe un consenso para impulsar fuertemente las relaciones económicas".

Y adelantó que España ha aceptado reducir las recomendaciones y advertencias de viaje a Egipto, a cambio de que haya más facilidades para conceder visados, sin dar más detalles.

AI LE PIDE QUE HABLE DE DERECHOS HUMANOS

Entretanto, la ONG Amnistía Internacional (AI) ha remitido una carta al ministro en la que le pide que "no se olvide de los Derechos Humanos en su primer viaje a Egipto" ya que desde la revolución en la que se produjo la caída del régimen de Mubarak, "los egipcios han oído prometer muchas veces que se van a atender sus demandas y que van a cambiar las cosas, pero hasta ahora sus esperanzas se ha visto en gran medida frustradas".

En este sentido, la ONG pide a Margallo que plantee una serie de temas en sus contactos con las nuevas autoridades egipcias como el "fin de las atribuciones de los militares para detener a civiles" y que se ponga en libertad a los miles de "civiles encarcelados por tribunales militares si no están acusados de delitos comunes reconocibles ni van a ser juzgados con garantías".

Asimismo, considera que debe plantear una reforma de las fuerzas de seguridad y que se cree un órgano independiente que investigue las denuncias de abusos cometidos por los cuerpos de seguridad. Igualmente, AI ve necesario que se lleven a cabo "investigaciones independientes sobre las violaciones de Derechos Humanos que se han cometido, tanto bajo el régimen de Mubarak como bajo el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas" que gobernó el país de forma interina.

Margallo también debería plantear a sus interlocutores egipcios la necesidad de adoptar medidas que acaben con la discriminación de las mujeres y las minorías religiosas, y que se haga valer la libertad de expresión, asociación y reunión, puesto que se han seguido denunciando represalias y restricciones en estos ámbitos en los últimos meses, según AI.

ESPACIO ECO