POLÍTICA
24/09/2012 12:46 CEST | Actualizado 24/11/2012 11:12 CET

El PP compara la marcha del 25-S con el 23-F

EFE

La secretaria general del PP, Maria Dolores de Cospedal, no ha contribuído a calmar los ánimos de cara a la marcha convocada mañana martes, 25-S, en la que se propone ocupar el Congreso de los Diputados, al compararla con el Golpe de Estado del 23-F.

En su comparecencia tras presidir una reunión con vicesecretarios generales y portavoces parlamentarios del Partido Popular, Cospedal ha tirado de historia para "rechazar tajantemente" las marchas de mañana al señalar que la única vez que se ha tratado de ocupar la Cámara baja en la historia reciente de España fue el 23 de febrero de 1981, con el frustrado Golpe de Estado.

"La última vez que yo recuerdo que se rodeaba y se tomaba el Congreso fue con ocasión del intento de golpe de Estado", cuando Tejero ocupó el Parlamento porque "quería taparnos la boca a todos los españoles que habíamos elegido libremente a nuestros representantes y nuestro modelo". "Ocuparon la casa que es de todos, donde se residencia la soberanía nacional e intentaron dar un golpe de Estado", ha insistido.

Cospedal, que ve el 25-S como un intento de "ocupar la casa de la soberanía popular y tratar de contrariar la voluntad popular", ha instado a los convocantes a que digan "de forma clara" qué pretenden con el acto de mañana. "No sé por qué hay que tratarlos de manera distinta si lo que pretenden es ocupar la casa de la soberanía nacional", ha subrayado.

MILITARES CON PISTOLAS

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha criticado la comparación de Cospedal, que ha calificado de poco afortunada, y ha expresado su acuerdo con ella en el sentido de que "no hay ningún otro espacio en el que mejor esté representada la soberania popular" que el Congreso de los Diputados.

"Cospedal se equivoca porque en el golpe de Estado entraron unos militares con pistolas. La comparación no me parece la más adecuada", ha remarcado la dirigente socialista para a continuación dejar claro que quien se manifieste debe hacerlo "dentro de la ley".

"NO SE VA A PERMITIR..."

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha sido tajante esta mañana: "No se va a permitir bajo ningún concepto" que "se rodee o que se tome el Congreso".

En previsión de posibles incidentes se desplegará un dispositivo policial de excepción, compuesto por 1.350 antidisturbios, que tratarán de crear "un cinturón triangular" en torno al Parlamento.

El plan de Seguridad se iniciará ya la misma noche del lunes al martes y se procederá a establecer varios perímetros de seguridad rodeando el edificio del Congreso de los Diputados por las calles adyacentes.