POLÍTICA
30/09/2012 14:32 CEST | Actualizado 30/09/2012 14:32 CEST

Urkullu, presidente del PNV, quiere que Euskadi sea una "nación europea" sin "subordinaciones"

EFE

El presidente del PNV y candidato a lehendakari, Iñigo Urkullu, ha defendido que Euskadi sea una una "nación europea" que se mida con el resto "como una más" sin "subordinaciones impuestas" y sin más ataduras que "la libre decisión de la ciudadanía vasca".

Urkullu ha intervenido en las campas de Foronda (Álava) en la trigésimo quinta edición del Alderdi Eguna (Día del Partido), con el lema "Euskadi berpiztu" (Reavivando Euskadi), que por primera vez se celebra sin la amenaza de la acción terrorista de ETA y que ha reunido a miles de afiliados y simpatizantes de esta formación política.

"Creo en esta nación, una Euskadi pujante que se mida con el resto de naciones como una más", que haga del pacto la "fórmula de encaje en un ámbito europeo de soberanías compartidas" y que busque reeditar "un acuerdo para vivir plenamente su madurez política", ha subrayado el presidente del PNV.

Para ello, ha apostado por un "acuerdo del siglo XXI con reconocimiento en igualdad de condiciones" y con la posibilidad de materialización de "cualquier proyecto político en base a la voluntad democráticamente expresada a través de la libre decisión". "Queremos ser dueños de nuestro propio destino" sin más pretensión, ha dicho, que ser "nosotros mismos".

"PAZ DURADERA"

También se ha referido en su discurso a la violencia de ETA y ha confiado en que Euskadi disfrute de una "paz duradera" después de "tanto dolor y sufrimiento sin sentido".

"Creo en la memoria y el reconocimiento a quienes han padecido un horror inolvidable. Creo en la concordia, en el firme propósito de que nunca jamás nos invada el odio destructivo y que podamos compartir sueños y proyectos, respetando al diferente", ha añadido.

Ha recordado que Euskadi es un país industrial, "curtido", que tenía unas finanzas públicas saneadas y una cultura y una sociedad cohesionada pero que como consecuencia del desplome del mercado, de la contracción del consumo y de la "falta de rigor" en las políticas públicas tiene minadas sus reservas.

Ha reconocido que la situación "no es buena" por el aumento del paro y de los expedientes de regulación, pero ha advertido de que el PNV no va a dejar que nadie le de lecciones de justicia social ni de patriotismo, en alusión implícita al mundo de la izquierda abertzale.

35 AÑOS MALGASTADOS

"Cuando nos pegaban tiros nosotros construíamos, piedra a piedra, las instituciones a las que ahora llegan, cuando unos extorsionaban con el impuesto revolucionario nosotros recuperábamos y fortalecíamos el Concierto Económico", ha señalado. Urkullu ha insistido el PNV no admite lecciones de "quienes creen que Euskadi empezó ayer".

"Creen que Euskadi -ha dicho- nació en el momento en el que decidieron su reinserción política" pero si no entienden (la izquierda abertzale) que han malgastado 35 años "se lo vamos a volver a explicar pero no nos vamos a detener hasta que ellos hayan limpiado su conciencia".

ESPACIO ECO