POLÍTICA
10/10/2012 20:31 CEST | Actualizado 10/12/2012 11:12 CET

Día negro para José Ignacio Wert: La Generalitat, los padres y las redes sociales piden su cese

Podría haber sido cualquier otro día, pero José Ignacio Wert vivió este miércoles probablemente la jornada más dura y de críticas más duras desde que llegó al cargo. Esta fue la frase de la polémica:

"Nuestro interés es españolizar a los alumnos catalanes y que se sientan tan orgullosos de ser españoles como de ser catalanes y que tengan capacidad de tener una vivencia equilibrada de esas dos identidades porque las dos les enriquecen, y en esa línea vamos a continuar".

Desde ese momento, a Wert le llovieron las críticas. Primero en el propio Congreso de los Diputados, donde la oposición y, en especial los grupos políticos catalanes, consideraron sus palabras inaceptables. Después, la Generalitat, que consideró "preconstitucional" la intención de Wert de "españolizar" a los alumnos. Casi al mismo tiempo, la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres (CEAPA) convocó por primera vez en la Historia una huelga general. A lo largo de todo el día, las redes sociales y en especial la opinión pública catalana hirvieron por sus declaraciones.

En el caso de la CEAPA, sus responsables insisten en que la situación es "de auténtica desesperación", en palabras de José Luis Pazos, portavoz de CEAPA y de la Plataforma Estatal por la Enseñanza Pública. Entre los motivos de la huelga se cuentan "las familias que no tienen dinero para el comedor, para las tasas de la educación... y en ocasiones que no tienen ni centro, como está pasando en algunas comunidades donde se están suprimiendo colegios". La confederación, que agrupa a 12.000 asociaciones, pide el cese de Wert.

Por su parte, la consellera de Enseñanza de la Generalitat, Irene Rigau, considera que existe "una visión de España que es preconstitucional". "Estamos ante una involución muy clara y explícita. Ya hace tiempo que se están saltando las competencias que les tocan y ahora se suma el camino identitario, algo que se les escapa", añadió.

"Y EN ESA LÍNEA VAMOS A CONTINUAR"

La duda está ahora en el combustible político que tiene Wert para seguir adelante. Desde París, Mariano Rajoy apoyó sus declaraciones, dando alas a los que sostienen que las palabras de Wert forman parte de una cortina de humo. Pero sus declaraciones no son las primeras de este estilo, según recuerda en un artículo El Periódico.

EL HUFFPOST PARA IKEA