NOTICIAS
07/11/2012 11:39 CET | Actualizado 07/11/2012 11:39 CET

Los estados de Maryland y Maine aprueban el matrimonio homosexual

Getty

Los homosexuales están de enhorabuena. Y no sólo en España, donde ayer martes el Tribunal Constitucional avaló la ley de matrimonios entre personas del mismo sexo. Las elecciones en Estados Unidos han dejado, además de la victoria de Obama, dos estados en los que las uniones homosexuales son legales.

Maryland y Maine han aprobado en referéndum la legalización del matrimonio homosexual, uniéndose a los otros seis estados y al Distrito de Columbia, que ya lo habían hecho con anterioridad.

En Maryland, el matrimonio homosexual ha recibido el apoyo del 51,7% de los votantes frente al rechazo del 48,3%. Por su parte, en el estado de Maine este tipo de uniones ha logrado un respaldo del 53% frente al 47%.

Esta es una victoria histórica para el movimiento en favor de los derechos de los homosexuales, que han visto cómo eran derrotados en más de 30 estados hasta la fecha.

"Por primera vez, los votantes en Maine y Maryland han votado para permitir a las parejas que se quieren hacer compromisos de por vida mediante el matrimonio, acabando para siempre con el argumento de la derecha de que el igualdad en el matrimonio no podría ganarse en las urnas", ha subrayado Chad Griffin, de Human Rights Campaign, una de las principales organizaciones de defensa de la comunidad LGTB en Estados Unidos.

En el estado de Washington, sus votantes también debían pronunciarse sobre la legalización del matrimonio homosexual. Los sondeos previos pronostican una victoria de esta medida pero no se espera que los resultados definitivos se conozcan hasta dentro de unos días. De momento, según The New York Times, escrutado más del 50%, vence el sí por un 51,8% frente al 48,2%.

Por contra, en Minnesota, donde el matrimonio homosexual no está permitido, los votantes debían pronunciarse sobre una enmienda introducida por los conservadores con la que se pretendía dar un paso más y prohibir en la constitución estatal las uniones entre personas del mismo sexo. Enmienda que ha sido rechazada con el 51,2% de los votos frente al 47,6%. Es el primer estado en rechazar una medida así.