INTERNACIONAL
22/11/2012 11:01 CET | Actualizado 21/01/2013 11:12 CET

Gaza trata de volver a la normalidad tras ocho días de bombardeos y más de 163 muertos (FOTOS, VÍDEO)

AFP

Gaza ha despertado entre escombros humeantes pero en silencio. Tras ocho días de intensos bombardeos, la Franja trata de recuperar su actividad cotidiana. Sus habitantes, escondidos durante días de las bombas israelíes, salen a las calles con el fin de la Operación Pilar Defensivo que ha dejado al menos 163 palestinos muertos y 1.225 heridos, según datos del Ministerio de Sanidad del Gobierno de Hamás en la Franja. De los fallecidos, 43 son menores, 12 mujeres y 18 hombres mayores de 55 años, ha detallado el portavoz de ese Ministerio, Ashraf al-Qedra. El 70% de los 1.225 heridos son civiles, ha precisado el mismo portavoz.

Las tiendas y comercios de la capital han abierto, los policías vuelven a las calles y se despliegan por las esquinas. De tanto en tanto, furgonetas con insignias de Hamás circulan por la ciudad y a través de altavoces difunden mensajes nacionalistas y de victoria por el final de la ofensiva israelí con una tregua que ha impedido una incursión terrestre en la Franja palestina.

Pese a los ánimos triunfalistas, gran parte de Gaza ha quedado reducida a cenizas por los ataques aéreos que los operarios se afanan en limpiar.

Las excavadoras y carretillas en las que se acumulan los escombros y desperdicios interrumpen en varios casos el tráfico rodado que ha regresado a la ciudad de Gaza, con los habituales atascos, por primera vez en más de una semana.

LOS NIÑOS SALEN A LA CALLE

Otras señal visible del regreso a la actividad es que numerosos niños recorren las calles en bicicletas, algo impensable hace menos de 24 horas en la capital, cuando sus habitantes se refugiaban como podían de los bombardeos, unos 1.800 en una escuela regentada por la UNRWA, la agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos.

ESPACIO ECO