NOTICIAS
04/12/2012 20:28 CET | Actualizado 03/02/2013 11:12 CET

Wert se defiende: "No estamos modificando el modelo lingüístico" de las comunidades con lengua propia

EFE

José Ignacio Wert ha pasado de prometer "españolizar" a los estudiantes catalanes a asegurar por activa y por pasiva que no lo hará. "No es cierto que haya en la norma ningun elemento que minusvalore la importancia ni curricular ni de otro tipo del catalán", enfatizó al término de una reunión con las comunidades autónomas de la que se asentó Cataluña.

Tras tres horas y media de negociaciones, el ministro de Educación se decidió a explicar ante las cámaras su borrador de reforma hecho público ayer y que cayó como una bomba en varias comunidades autónomas, especialmente en Cataluña. Lo hizo tras toparse con el plantón de la consellera catalana, Irene Rigau, y el rechazo de otras tres comunidades autónomas a su plan. Tanto Cataluña como Andalucía, País Vasco y Asturias, donde no gobierna el PP, presentaron objeciones.

Finalmente, Wert ha decidido convocar una nueva reunión para el próximo 19 de diciembre. El titular de Educación espera que sea la última y confía en que no causará un gran retraso a la tramitación de la ley, que todavía tiene que pasar por el parlamento.

LAS COOFICIALES DEJAN DE SER TRONCALES

Según su reforma, la lengua castellana y la primera lengua extranjera se consideran troncales, pero no las lenguas autonómicas cooficiales, que serán materia de especialidad, aunque de estudio obligatorio. Además, las autonomías con lenguas cooficiales tendrán que pagar la matriculación en centros privados que enseñen en castellano cuando no haya oferta docente pública o concertada "razonable" para quienes deseen ser escolarizados en la lengua oficial del Estado.

El texto alternativo presentado este martes por el ministro incluía una modificación respecto al borrador hecho público ayer. Según la última versión, para obtener el título de la ESO y del Bachillerato los alumnos tendrán que examinarse de catalán. Para Rigau es "absolutamente insuficiente".

"Retiran eso pero mantienen el derecho a escoger la lengua vehicular, generando en el futuro dos redes lingüísticas escolares, y nosotros no queremos separar nunca a los alumnos por cuestión de lengua", ha denunciado Rigau, quien ha apostado por que los catalanes "dominen las dos lenguas" y "conozcan bien las lenguas extranjeras".

REUNIÓN NACIONALISTA FRENTE A WERT

Las nuevas medidas causaron enfado en Cataluña, que inmediatamente amenazó con recurrir la futura norma ante el Tribunal Constitucional y llevó al president de la Generalitat, Artur Mas, a convocar una reunión de partidos nacionalistas para escenificar la unidad frente al Ejecutivo. Según la Generalitat, ante un ataque de tal calibre al modelo educativo vigente está justificada la insumisión.

En su comparecencia, Wert aseguró que el Ejecutivo se limita a incorporar la jurisprudencia del Tribunal Supremo y el Constitucional a la nueva norma y tachó de "radicalmente falso" que se trate de un ataque al modelo de inmersión en catalán, algo que es "constitucional" siempre que la "proporción" sea "razonable". Lo que él quiere, aseguró, es garantizar que toda familia tiene derecho a escoger el español como "lengua vehicular" de la enseñanza, algo para lo que está dispuesto a imponer el pago a colegios privados en caso de que no haya plazas en escuelas públicas.

"CONTRADICE EL ESTATUT"

El nuevo borrador "no se había discutido con nadie y contradice totalmente el Estatuto de Cataluña y la Ley autonómica de Educación", dijo Rigau tras abandonar la reunión.

"Le he pedido al ministro que apartara el apartado relativo a las lenguas para poder continuar trabajando con un proyecto de la mejora docente", ha comentado la consellera, que ha especificado que a su juicio toda la parte relativa a las lenguas "no tiene relación directa con el objetivo de la ley".

LUCHANDO "COMO EN EL FRANQUISMO"

La presidenta de la Associació de Mestres Rosa Sensat, Irene Balaguer, aseguró este martes de que los profesores continuarán luchando por el catalán "como en el franquismo", aunque no haya suficientes cárceles, y ha apelado a la insumisión.

"Ya pueden ir diciendo cosas, porque pensamos que los maestros, las familias y la sociedad catalana no compartirá sus criterios y continuaremos haciendo lo que hacemos desde hace muchos años", y que ha garantizado la cohesión social en Catalunya, ha señalado.

Por su parte, los principales sindicatos de enseñanza CC.OO., FETE-UGT y USTEC.STEs consideran que el nuevo borrador "desmantela" la inmersión lingüística en Catalunya.

La secretaria general de FETE-UGT, Roser Font, mostró este martes su "rechazo frontal" a la Lomce, al afirmar que es una agresión a la escuela catalana que ha erigido un sistema de éxito a nivel cultural, académico y social.

El sistema "ha respetado las dos lenguas oficiales" manteniendo el catalán como lengua vehicular de aprendizaje, lo que, según Font, han demostrado las diferentes pruebas de evaluación al constatar que los alumnos tienen el mismo nivel en lectura y escritura en sendos idiomas.