NOTICIAS
06/12/2012 10:21 CET | Actualizado 06/12/2012 16:15 CET

Mario Dragui, presidente del BCE, prevé que "el debilitamiento económico persista el próximo año"

El Banco Central Europeo (BCE) ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento para la economía de la zona euro correspondientes a 2012 y 2013, para cuando espera una recuperación "gradual", según ha informado este jueves el presidente de la entidad, Mario Draghi.

En concreto, las nuevas previsiones del BCE contemplan una contracción de entre seis y cuatro décimas de la actividad económica de la Eurozona en 2012, mientras que el próximo año la evolución del PIB se moverá entre una caída de hasta el 0,9% o un crecimiento de tres décimas, como recoge Europa Press.

De este modo, el instituto emisor aplaza el retorno a un crecimiento saludable de la región hasta 2014, para cuando la institución augura una horquilla de crecimiento de entre el 0,2% y el 2,2%. Espera, sin embargo, que "a partir de la segunda mitad de 2013 comience la recuperación".

De este modo, el BCE ha revisado también a la baja sus previsiones de inflación armonizada, que espera que cierre este año en el 2,5%, para moverse en 2013 entre el 1,1% y el 2,1%, mientras que para 2014 se situaría entre el 0,6% y el 2,2%.

TIPOS DE INTERÉS CONGELADOS AL 0,75%

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener los tipos de interés en la zona del euro en el mínimo histórico del 0,75%, pese a las malas perspectivas económicas. Esta decisión, como informa France Presse, era la esperada por los analistas, aunque su visión no es unánime.

La entrada en recesión de la Eurozona en el tercer trimestre, por primera vez desde 2009, así como una tasa de paro récord (11,7% en octubre), habría justificado una bajada hasta el 0,50%, según algunos gobernadores, como ha afirmado Marco Valli de UniCredit.

"El BCE parece dudar de que una nueva bajada de los tipos de interés puedan servir de fuelle al crecimiento", ha opinado Carsten Brzeski, de ING.

ESPECIAL PUBLICIDAD