INTERNACIONAL
09/12/2012 10:42 CET | Actualizado 09/12/2012 10:42 CET

Monti anuncia que dimitirá al considerar que no cuenta con el apoyo del Parlamento italiano

AFP

El primer ministro italiano, Mario Monti, presentará su dimisión en cuanto se aprueben los presupuestos del Estado para el año próximo, según ha anunciado este sábado el Palacio del Quirinal, sede oficial de la Presidencia italiana. Según el comunicado oficial, Monti considera que ya no cuenta con el apoyo del Parlamento después de que el partido de Silvio Berlusconi, el Pueblo de la Libertad (PDL), le retirase su respaldo. Berlusconi anunció este sábado que volvería a presentarse a las próximas elecciones.

"El presidente del Consejo (Monti) considera que no es posible llevar a término su mandato y, en consecuencia, ha manifestado su intención de dimitir", explica la Presidencia en un comunicado oficial difundido tras la reunión mantenida esta misma noche por Monti con el presidente, Giorgio Napolitano.

"El presidente del Consejo hará práctica (su dimisión) tan pronto como las fuerzas políticas (...) estén dispuestas a participar en la rápida aprobación de las leyes de estabilidad y presupuestaria", continúa, y advierte de las "graves consecuencias de una crisis de gobierno, incluso a nivel europeo".

CAMBIO DE OPINIÓN

Pocas horas antes, durante su participación en un foro económico en Cannes (sur de Francia), Monti había explicado que la situación que se había producido era "manejable" y lo vinculó a las normales episodios de final de legislatura. Pero lo que explicó después Napolitano no le debió gustar nada a Monti, ya que por sorpresa anunció que adelantaría el final de su Gobierno.

El pasado jueves, el PDL no votó dos cuestiones de confianza que el Gobierno había planteado para aprobar unas medidas económicas, y aunque la aprobación salió adelante se constató la retirada del apoyo al Ejecutivo por parte del partido que cuenta con la mayoría absoluta en ambas cámaras del Parlamento.

El día después, en la Cámara de los Diputados, Alfano declaró que el PDL "daba por terminado el Gobierno de Mario Monti", aunque en esta ocasión también aseguró que colaborarían para un final tranquilo de la legislatura.

Sin embargo, Monti parece que no está dispuesto a consentir que se repitan escenas de este tipo y comunicó que ahora comprobará si las fuerzas políticas están dispuestas a aprobar en breve los Presupuestos Generales y después de su ratificación "oficializará su irrevocable dimisión en manos del Jefe de Estado".

"CONSECUENCIAS GRAVES"

En la nota se puntualiza y se llama a la responsabilidad de los partidos ante "las consecuencias graves de una crisis de Gobierno, también a nivel europeo", si la ley de Presupuestos no es aprobada.

Según los medios de comunicación, Monti y los partidos políticos ya habían concordado "una hoja de ruta" con la disolución del Parlamento a mediados de enero y con un pequeño adelanto de las elecciones al 10 de marzo de 2013, ya que la legislatura concluía en abril.

UN MES DE ADELANTO

Con el anunció de dimisión de Monti tampoco cambian mucho las fechas y sólo se adelantará un mes la posible fecha de las elecciones. El ministro de Economía italiano, Vittorio Grilli, explicó hace unos días que esperaba que la llamada en Italia Ley de Estabilidad (que contiene los Presupuestos) llegaría al Parlamento para su aprobación sobre el 18 de diciembre.

El anuncio de dimisión de Monti llega el mismo día en el que Silvio Berlusconi, el gran detractor de Monti, anunciara que se presentará como candidato a las próximas elecciones.

Para el adversario de Berlusconi en las próximas elecciones, el líder del Partido Demócrata, Pierluigi Bersani, el anuncio de dimisión de Monti "es un acto de dignidad" y acusó a la derecha de "irresponsabilidad".

SOMOS LO QUE HACEMOS