POLÍTICA
15/12/2012 15:00 CET | Actualizado 15/12/2012 17:55 CET

Tomás Gómez pide generosidad a Rubalcaba para que ceda el testigo a personas nuevas

EFE

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha pedido generosidad al líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, para ceder el testigo a personas nuevas con ideas nuevas dentro del partido.

Gómez ha formulado esa reflexión durante su intervención ante el Consejo Territorial el PSOE, reunido en la madrileña sede de Ferraz bajo la presidencia de Rubalcaba, con asistencia de casi todos los dirigentes territoriales y buena parte de la dirección federal.

Fuentes presentes en el encuentro han explicado que la intervención de Gómez se ha centrado en la idea de que España necesita un PSOE fuerte y un cambio. En este sentido, ha reclamado generosidad tanto a Rubalcaba como al resto de la dirección federal para que a partir de hoy se empiece el camino de ese cambio y se ceda el testigo a personas nuevas con ideas nuevas.

De acuerdo con las fuentes consultadas, se trata de frenar cuanto antes "la venta" del Estado del bienestar que, a su entender, está llevando a cabo el Gobierno. Así las cosas, Gómez se ha mostrado partidario de que el PSOE comience hoy mismo una nueva etapa, tras constatar que se ha acabado un ciclo, tanto para el partido como para el país.

"DAÑINO" Y "EXTRAVAGANTE"

Sin embargo, algunos dirigentes territoriales del PSOE han tachado de "extravagante" y "dañina" para el partido la petición de Gómez. Los asistentes han interpretado que Gómez estaba pidiendo que el PSOE celebrase un congreso federal extraordinario, cuando el último fue en febrero pasado, en Sevilla, en el que fue elegido Rubalcaba frente a Carme Chacón por una diferencia de 22 votos.

Después de Gómez han tomado la palabra otros "barones" territoriales, entre ellos el de Castilla y León, Julio Villarrubia, o el de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, que han rechazado tajantemente la posibilidad de que el PSOE se embarque ahora en otro congreso. Y menos aún, según han apostillado, cuando el país se encuentra en una grave crisis económica y muchos españoles lo están pasando muy mal.

RESPALDO

Otros secretarios generales, más afines a Rubalcaba, han rechazado explícitamente la propuesta. El castellano-manchego Emiliano García-Page ha dicho que "no hay motivos" para un congreso extraordinario y ha subrayado que en la agenda de cambio del partido tiene que haber consenso, incluso que es más importante el consenso que el calendario en sí.

El canario José Miguel Pérez, aunque ha hablado en la reunión antes que Gómez, ha pedido huir de la "penitencia" y la flagelación interna y dejar atrás el "cuestionamiento permanente de los resultados de los congresos". A su juicio, no hay un fragmento del partido que merezca convertirse en un titular, sino que es momento de pasar a construir un nuevo proyecto nacional.

Cuestionado después por la propuesta de Gómez, Rubalcaba se ha mostrado contundente: "Después de la intervención del señor Gómez ha habido otras 18 propuestas contrarias a la suya".

ESPACIO ECO