INTERNACIONAL
17/12/2012 15:26 CET | Actualizado 16/02/2013 11:12 CET

La historia detrás de la primera foto de la masacre de Newtown

Cuando Shannon Hicks escuchó que se había producido un tiroteo en la escuela Sandy Hook, cogió su coche y se dirigió a la zona a toda velocidad. Desde hace tres años y medio, Hicks figura como bombera voluntaria. También es periodista para el periódico local, The Newtown Bee (La abeja de Newtown) y durante la tragedia combinó ambas tareas.

Como voluntaria, se implicó en las tareas de orden y asistencia en cuanto llegó su jefe a la zona, unos 20 minutos después que ella. Como periodista, dio al mundo una de las imágenes que servirán para inmortalizar la desesperación y la vulnerabilidad de una comunidad que llora a 26 víctimas mortales, 20 de ellas niños.

Según relata su colega John Voket en conversación con Poynter, una web periodística especializada, la periodista llegó de las primeras al lugar de la catástrofe y estaba "tras la primera docena de agentes de policía", ya que la estación de bomberos donde se dirigía Hicks se encuentra al otro lado de la calle de la escuela.

Con una mano sujetaba el volante y, con otra, Hicks disparaba fotos a una hilera de de niños que estaban siendo evacuados.

¿Qué debe hacer un periodista en caso de tragedia? La pregunta es recurrente y periódicamente surge de una u otra manera. Es el caso del New York Post, que publicó en portada a un hombre a punto de ser arrollado por un vagón de metro en Nueva York sin que nadie (tampoco el fotógrafo) hiciese nada por socorrerlo.

En este caso, Hicks sólo ejerció como periodista durante 20 minutos, los que tardó su compañero Voket en llegar. Con todo, a la periodista le asalta el dilema.

"Tengo dudas", aseguró en conversación con Poynter. "No quiero que la gente se disguste y agradezco especialmente a los periodistas que reconocen que sólo estábamos documentando las noticias". "Es incluso más duro cuando se trata de tu pueblo y esos niños son los que vamos a ver crecer, los que se salvaron. Sé que hay gente que se va a disgustar, pero al mismo tiempo creo que estaba haciendo algo importante".

Su foto fue reconocida por cientos de publicaciones en EEUU y en todo el mundo, que escogieron la imagen para ilustrar la tragedia a través de la agencia Associated Press, a la que el periódico local cedió el documento.