POLÍTICA
04/01/2013 13:45 CET | Actualizado 04/01/2013 13:49 CET

Rajoy elude hablar sobre la imputación del alcalde de Santiago: "Hoy vengo a otra cosa"

EFE

La agenda ha jugado una mala pasada a Mariano Rajoy que ha tenido que asistir a un acto en Santiago de Compostela tan solo un día después de que se conociera la imputación del alcalde de esta ciudad, Ángel Currás, en la operación Pokémon.

El presidente del Gobierno ha eludido respaldar a Currás, que este jueves afirmaba que no dimitiría. Rajoy se ha limitado a afirmar: "Hoy vengo a otra cosa".

El titular del Ejecutivo se ha desplazado a la capital gallega para hacer entrega al expresidente de la Xunta Gerardo Fernández Albor de la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica, con la que el Ministerio de Asuntos Exteriores distingue comportamientos extraordinarios en beneficio de la nación o de las relaciones de cooperación con otros países.

Aunque en un principio estaba previsto que el regidor compostelano asistiera al acto, Currás finalmente no ha hecho acto de presencia.

La operación Pokémon, que instruye un Juzgado de Lugo se centra en una presunta trama de corrupción en las adjudicaciones públicas de varios ayuntamientos gallegos a distintas empresas, principalmente al Grupo Vendex.

Currás se declaró "inocente" horas después de haber sido implicado en esta causa y rechazó presentar su dimisión.

Según informa La Voz de Galicia, el dispositivo policial montado en torno al recinto ha evitado que una veintena de afectados por las preferentes se acercaran al acto.

DE EXPERTO A EXPERTO