POLÍTICA
05/01/2013 17:35 CET | Actualizado 05/01/2013 17:35 CET

Los partidos nacionalistas creen que la entrevista al rey fue "una tomadura de pelo"

EFE

La entrevista del rey Juan Carlos en Televisión Española de este viernes sigue generando críticas. Después de que Twitter reaccionase en contra de la condescendencia del periodista Jesús Hermida, los partidos nacionalistas creen ahora que la postura del monarca fue poco acertada.

En este sentido, el portavoz de ERC en el Congreso, Alfred Bosch, ha reprochado este sábado al Rey que "condene" el proceso soberanista de Cataluña pese a que no haya sido elegido y que no tenga que rendir cuentas ante el parlamento. En declaraciones a Europa Press, Bosch se ha preguntado "cómo una persona condena un proceso que se quiere democrático y decidido por el Parlament cuando no ha sido elegida ni responde ante el parlamento".

"Lo que no haremos es renunciar porque lo diga un jefe de Estado", ha defendido Bosch, que ha agregado que quiere un proceso soberanista pacífico y democrático. Ha emplazado al monarca a hacer como la Reina Isabel II del Reino Unido, quien "no dice nada" ante la consulta que harán los escoceses en 2014 para decidir sobre su independencia.

"Que deje de preocuparse de estas cosas y se preocupe de poner orden en su casa", ha pedido, insistiendo en que el Rey tiene otras preocupaciones como para hablar de lo que sucede en las urnas.

"UNA TOMADURA DE PELO"

Por su parte, la diputada de ICV en el Congreso, Laia Ortiz, ha considerado este sábado la entrevista al Rey "una tomadura de pelo, que demuestra que la Corona está tocada y en decadencia", ha informado el partido en un comunicado. Para ella, "la superficialidad de la entrevista, sin profundizar en nada y sin entrar en temas de interés, no es propia de un medio público", y ve escandaloso que RTVE haya dedicado buena parte de su programación de la última semana a rendir culto a la Corona, ha asegurado.

Ha lamentado "la mala diagnosis que el Rey hace sobre la situación del país" y que en sus apariciones públicas sólo hable de frontismos y rupturismos sin posicionarse contra las políticas que han llevado a la dramática situación que sufren los ciudadanos que dice defender. "El Rey siempre habla de unidad y de callar voces pero no se da cuenta de que el pacto constitucional está roto", ha defendido, y ha agregado que el monarca siempre ha sido incapaz de mostrar comprensión hacia las aspiraciones políticas de Cataluña y el País Vasco.

Las criticas llegan también desde el País Vasco, dado que el senador del PNV Iñaki Anasagasti ha dicho que en España "hay separatistas y separadores" y ha criticado que el rey solo hablara de los primeros, no de los "separadores" ni de las causas del "proceso de deterioro" de las relaciones entre territorios del Estado. El senador ha apuntado que el Monarca "no dijo más que generalidades y obviedades", no aportó nada y "se veía que estaban muy preparadas incluso las respuestas", informa El País.

"UNA OPORTUNIDAD PERDIDA"

Además, el diputado de IU Gaspar Llamazares ha calificado de "oportunidad perdida" la entrevista y ha dicho que en vez de mejorar la transparencia sobre las actividades de la Casa Real suma "más sombras" por "la supresión de preguntas delicadas".

"Para nosotros ya era una entrevista dudosa, complicada. Pero ha sido una oportunidad perdida porque lo que tenía que explicar en materia de transparencia no lo ha explicado", ha dicho Llamazares en rueda de prensa.

"Lo peor es que además de ser una oportunidad perdida ha sido un paso en falso, porque el moderador, así lo dice la Constitución, ha tomado una posición política. Creemos que es un grave error, un nuevo paso en falso. Hasta ahora había pasos falsos, como Botsuana, y da otro más incurriendo en política", ha añadido.

Entrevista de TVE (Jesús Hermida) al rey Juan Carlos