INTERNACIONAL
14/01/2013 16:05 CET | Actualizado 16/03/2013 10:12 CET

Sabine Moreau, la belga de 67 años que condujo desde su casa hasta Zagreb por error

la gazette.be

Sabine Moreau se levantó pronto para recorrer los 80 kilómetros que separan su casa de Erquelinnes de Bruselas. Sin embargo, acabó recorriendo 1.400 kilómetros, salió del país y cruzó otros cuatro, hizo noche y hasta tuvo un accidente. Tenía que hacer un trayecto similar al de Madrid-Toledo y acabó superando los kilómetros de un Madrid-París. Todo por un error en el GPS de su coche que a Moreau no le llamó la atención hasta que llegó a Zagreb, la capital de Croacia.

Todo comenzó el pasado 5 de enero, cuando esta habitante de Solre-sur-Sambre, en Erqueline (Bélgica) se levantó a las 4:50 para ir a "buscar a un amigo a Bruselas que volvía de vacaciones", según relató al diario La Gazette, que describe lo acontecido como "un episodio de surrealismo a la belga".

"Me monté en el coche de mi nuera, un Golf, para subir a Bruselas. Activé el GPS e introduje la dirección", relata, reconociendo que no suele ir a la capital del país. "Vi señales en francés y después en alemán", muy probablemente al pasar por Alemania y Austria. "No reflexioné, seguí mi camino", relata.

PREOCUPACIÓN EN SU FAMILIA

En su entorno, era la única que conservó la calma. Incluso cuando decidió parar a dormir o cuando sufrió un accidente menor. Mientras, su hijo comenzó a preocuparse al no tener señales de su madre y acabó llamando a la Policía. Que el amigo de Moreau llegase por sus propios medios a su casa acabó por desesperarlo.

Según los medios belgas, la Policía comenzó su búsqueda sin que el sucidio estuviese entre las hipótesis que explicasen su desaparición. Al rastrear sus movimientos de su tarjeta de crédito, descubrieron que la sexagenaria había cruzado varios países repostando y comprando víveres.

Sin embargo, Moreau permanecía ajena a todo esto. Cuando llegó a Zagreb, consciente de su error, decidió dar media vuelta y volver a su casa por donde había venido.

A continuación puedes ver el itinerario que debería haber seguido la despistada conductora y el que probablemente acabó realizando hasta llegar a la capital de Croacia.

ESPACIO ECO