INTERNACIONAL
16/01/2013 16:50 CET | Actualizado 18/03/2013 10:12 CET

Terroristas mantienen secuestrados a una veintena de extranjeros en una planta de gas en Argelia

EFE

Al menos dos extranjeros han muerto y "un número indeterminado" han sido secuestrados en un ataque obra de "un grupo terrorista" perpetrado esta mañana en las proximidades de una planta de tratamiento de gas en In Amenas, cerca de la frontera con Libia, según el último balance ofrecido por el Gobierno argelino. Entre los secuestrados no hay constancia de españoles, según Exteriores.

El grupo armado que asaltó unas instalaciones de gas en el sureste de Argelia, mantiene secuestrada a una veintena de trabajadores de nacionalidades noruega, británica, estadounidense, francesa y japonesa, según la agencia oficial argelina.

Los secuestradores han pedido el fin de la "brutal agresión" francesa en Malí y han advertido de que París y Argel serán "responsables" de lo que les pueda pasar a los rehenes si no se cumplen sus demandas, en un mensaje remitido a la agencia mauritana ANI.

En el ataque de las instalaciones de tratamiento de gas, situadas en la provincia de Ilizi, fronteriza con Libia, murieron dos personas, una de ellas británica y otras seis personas resultaron heridas, cuatro de ellas agentes de seguridad argelinos y otras dos originarias del Reino Unido.

Fuentes del ministerio de Asuntos Exteriores han confirmado a El Huffington Post que no hay constancia de que haya ningún español entre los secuestrados.

El complejo de tratamiento de gas, que se encuentra 1.600 kilómetros al sureste de Argel, en Ain Amenas, en la región de Tinganturin, está explotado por la empresa estatal argelina Sonatrach y las compañías British Petroleum y Statoil.

La agencia aseguró que los asaltantes, que llegaron al lugar en tres vehículos todoterreno, se encuentran todavía en las instalaciones y han ido liberando en pequeños grupos a los trabajadores argelinos.

El Gobernador de Ilizi, Mohamed Laid Jelfi ha creado un grupo de crisis para seguir la situación.

Un grupo radical cercano a Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y dirigido por el argelino Mojtar Belmojtar, asumió hoy la autoría del ataque a través de la agencia privada de noticias mauritana ANI y afirmó tener en su poder a 41 rehenes occidentales, 7 de ellos estadounidenses.

Según Belmojtar, autoproclamado emir de la 'Brigada de los enmascarados', el ataque fue llevado a cabo por el batallón de los 'Firmantes con sangre'.

Este controvertido líder terrorista advirtió el pasado 5 de diciembre a través de un vídeo difundido en Internet de la creación de una nueva célula, los 'Firmantes con sangre', para hacer frente a una eventual intervención militar internacional en Mali.

Según el grupo, la operación es una respuesta a la injerencia flagrante de Argelia y a la apertura de su espacio aéreo a la aviación francesa para bombardear las zonas del norte de Mali, controlado por grupos armados salafíes desde el pasado junio.

ESPACIO ECO