INTERNACIONAL
18/01/2013 09:11 CET | Actualizado 18/01/2013 09:11 CET

Los terroristas aún controlan una parte de las instalaciones de gas

EFE

El grupo armado que asaltó el miércoles el complejo de tratamiento de gas de In Amenas, al sureste de Argelia, aún mantiene secuestradas a un número indeterminado de personas secuestradas en una parte de las instalaciones, según la agencia estatal APS.

A pesar de que las autoridades argelinas informaron a última hora de ayer que daban por terminada la operación de rescate, fuentes de la región de Ilizi, donde se encuentran las instalaciones de gas, aseguran que algunos secuestrados se encuentran en una parte del complejo que continúa sitiada por el Ejército.

En la operación, sobre la que no se ha informado del número de víctimas, fueron rescatados 600 argelinos y cuatro extranjeros, según las fuentes oficiales.

El ataque y secuestro a la planta de gas, de explotación argelina, británica y noruega, fueron reivindicados por el grupo islamista Los firmantes de sangre, dependiente de la célula conocida como Brigada de los enmascarados. Dicha brigada está dirigida por el argelino Mojtar Belmojtar, cercano al grupo terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico y que, según el ministro de Interior argelino, Dahu Uld Kablia, preparó, lanzó y supervisó el ataque desde Libia.

El grupo de Belmojtar explicó que el ataque es su respuesta al apoyo argelino a las tropas francesas, que desde el pasado viernes combaten junto al Ejército maliense contra los grupos yihadistas que controlan las provincias septentrionales de Mali.

Un portavoz yihadista dijo ayer a la agencia mauritana ANI que 35 secuestrados y 15 captores murieron en un bombardeo del Ejército argelino contra la planta cuando los secuestradores trataban de trasladar a un lugar más seguro a parte de los rehenes. Otras fuentes aseguraban que muchos de los secuestrados habían logrado huir y que había al menos siete rehenes con vida.

El Gobierno de Argel no ha hecho comentarios sobre estos datos y no ha ofrecido cifras de eventuales víctimas, más allá del ciudadano argelino y el británico que murieron ayer durante el asalto a la planta de transformación de gas, en el que otras seis personas resultaron heridas.

DOS FRANCESES LOGRAN ESCAPAR DE LAS INSTALACIONES

Al menos dos ciudadanos franceses sobrevivieron al asalto del ejército de Argelia a la planta de gas según ha informado hoy el ministro de Interior francés, Manuel Valls. "Tenemos noticias de que dos han regresado. Respecto a los otros dos, si hubiera dos, en este momento no tenemos información. Esperamos tenerla durante la mañana", ha explicado Valls en una entrevista concedida a la radio RTL.

"El asunto parece que se está resolviendo en condiciones dramáticas", dijo el jefe de Estado francés, Fraçois Hollande, en una breve comparecencia desde el Palacio del Elíseo, en la que aseguró que aún no disponía de elementos suficientes para valorar la situación.

Hollande destacó también que el asalto de un grupo cercano a Al Qaeda del Magreb Islámico a la planta de gas "justifica más la decisión de ir en ayuda de Mali".

LA EMPRESA NORUEGA DE GAS RESCATÓ ANOCHE A UNO DE SUS EMPLEADOS

La petrolera noruega Statoil, una de las que controlaba las instalaciones argelinas, ha anunciado el rescate de uno de sus empleados esta noche en la planta de gas argelina de Amenas, con lo que 9 de los 17 trabajadores de la empresa se encuentran a salvo.

"La situación de los ocho empleados restantes es incierta", señaló Statoil en un comunicado, en el que se destaca que el trabajador que fue puesto a salvo esta noche "está recibiendo tratamiento médico en el hospital de Amenas".

En la nota de prensa también se cita a "otros tres colegas argelinos que fueron puestos a salvo la pasada noche" quienes fueron trasladados a la capital Argel.

La petrolera noruega, que anunció el cese de sus operaciones en Argelia, informó además de que un primer avión procedente de Argelia aterrizó anoche en Londres con 22 empleados de Statoil y que viajaron después a sus hogares o se trasladaron al centro para familiares del consorcio en Bergen, en la costa Noruega. Lo mismo ocurrió con otros dos aviones que transportaban 18 empleados más, llegaron anoche a Palma de Mallorca. A lo largo de la jornada de hoy volarán también a Bergen en un chárter fletado por esa compañía.

Un cuarto aparato volará hoy a Argelia para repatriar a más empleados de Statoil y otras compañías que se encuentran aun en el país africano.