POLÍTICA
12/02/2013 16:55 CET | Actualizado 14/04/2013 11:12 CEST

Urdangarin ofreció a cambio de los 120.000 euros de Madrid 2016 contactos con jeques y príncipes

GTRES

El Ayuntamiento de Madrid donó 120.000 euros a la fundación de Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres. ¿A cambio de qué? De un "trabajo de lobby" para la candidatura de 2016. El duque de Palma ofreció a cambio de este generoso donativo su influencia con diversas casas reales de Europa y Oriente Medio, jeques, príncipes y princesas, y también miembros del Comité Olímpico Internacional (COI) para ganarse su voto.

Así figura en un documento que la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (Fdcis), heredera del Instituto Nóos de Urdangarin, entregó a la fundación Madrid 2016 y que una exdirectiva de la candidatura ha aportado al juez José Castro, que investiga el caso Nóos, cuyos principales imputados son Urdangarin y su exsocio Diego Torres.

Por estos servicios de lobby para promover la candidatura olímpica Madrid 2016 y su participación en otros eventos, el Ayuntamiento de Madrid ha reconocido ahora que donó 120.000 euros a la Fundación de Urdangarin y Torres, sin que exista justificación documental alguna de la prestación de los servicios pagados.

En su declaración como testigo el pasado viernes en Madrid ante el juez y el fiscal anticorrupción, la que fue directora de Relaciones Internacionales de la candidatura madrileña, Tania Suzette Paessler, explicó que el objetivo de la candidatura era "intentar obtener el voto favorable de la mayoría de los 115 miembros del COI" que había entonces en este organismo internacional.

Según la testigo, además de la documentación oficial que exige el COI, existe una labor -"que se llama de lobby"- de 'intentar ganarse el voto de cada uno de los miembros del COI y para ello se procuran relaciones personales'.

Tras decir esto, según recoge el acta judicial, entregó al juez un documento sobre el "área de influencia" de la Fundación Deporte, fechado en febrero de 2008 y titulado 'Miembros del CIO conocidos de la Fundación DCIS'.

En el documento, de tres hojas, se explica que los miembros del Consejo Asesor de la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social "conocen en persona a un total de 31 miembros del Comité Olímpico Internacional a los cuales se podría acceder con cierta facilidad".

Y dan una relación, por continentes, de 31 nombres: 7 de América, 4 de África, 4 de Oriente Medio y 16 de Europa.

En la lista ofrecida por la fundación de Urdangarin figuran, entre otros, el príncipe Alberto II de Mónaco, la princesa Ana de Inglaterra, el príncipe Guillermo de Holanda, el gran duque de Luxemburgo, el jeque Ahmad Al-Fahad de Kuwait, el príncipe Nawaf Faisal Fahd de Arabia Saudi, el príncipe Tamin Bin Hamad de Qatar y la princesa Haya Bint Al Hussein de Emiratos Árabes Unidos

Además de la Fundación Deporte, según la entonces directora de Relaciones Internacionales de la candidatura Madrid 2016, esta labor de lobby "la desempeñaban una serie de personas, contratadas, que gozaban de una cierta área de influencia y relaciones personales con cada uno de los miembros del COI".

Entre ellas citó a Mireia Lizandra, Óscar de Lama, Lepoldo Rodés y al fallecido Juan Antonio Samaranch.

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST