POLÍTICA
22/03/2013 10:06 CET | Actualizado 21/05/2013 11:12 CEST

Bárcenas ni declara ni se somete a una nueva prueba caligráfica

EFE

Ha sido un visto y no visto. Menos de una hora ante el juez de la Audiencia Nacional para acogerse a su derecho a no declarar y, lo que resulta más sorprendente, a no someterse a una nueva prueba caligráfica. El extesorero del PP, Luis Bárcenas, ha ido un paso más allá y ha advertido al magistrado Pablo Ruz de que es la octava vez que le llaman y que ni declara ni volverá a declarar. Nunca más.

El exgerente del PP ha llegado a la Audiencia Nacional en un BMW con chófer a las 09.37 horas para declarar ante el Ruz por la supuesta contabilidad B en la formación política. Poco antes de las 11 de la mañana ya estaba de nuevo en la calle.

Pese a los requerimientos para someterse a una nueva prueba caligráfica con el fin de corroborar que su letra es la misma que figura en los papeles con la supuesta contabilidad B del PP, Bárcenas ha dado el 'no' por respuesta. En una entrevista concedida al programa El cascabel al gato, el exgerente del partido se comprometió a someterse a "cualquier prueba caligráfica" fuera cuando fuera y se la reclamara quien se la reclamara.

Hoy, el guardián de los tesoros del PP ha alegado que ya realizó un cuerpo del letra durante una hora y media el pasado 6 de febrero en la sede de la Fiscalía Anticorrupción y que no era necesario repetirla.

APLAZAR LA COMPARECENCIA

Al principio de la comparecencia y por "razones de prudencia", según han explicado fuentes jurídicas, Ruz ha dado a las partes la posibilidad de solicitar el aplazamiento de la comparecencia, en consonancia con el auto de la Sala de lo Penal que suspendió la declaración que Bárcenas iba a realizar ante el juez Gómez Bermúdez.

El auto de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal acordó la "suspensión cautelar" de la declaración de Bárcenas ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 argumentando que la diligencia no tiene la "reconocida urgencia" que requiere la ley en casos de conflicto de competencia entre dos jueces. Según el tribunal, se trata de "una toma de declaración que, de la misma manera que se tome mañana, puede ser tomada en otro momento".

En un trámite preliminar a la declaración, Ruz ha preguntado si tenían algo que alegar en relación con la resolución de la Sala de lo Penal, aunque tanto el fiscal Anticorrupción Antonio Romeral como el abogado de Bárcenas, Alfonso Trallero, y el de Álvaro Lapuerta, Javier Iglesias, han manifestado no tener ningún reparo en llevar a cabo la declaración.

Bárcenas ha comparecido únicamente ante el responsable del Juzgado Central de Instrucción número 5, ya que la Sala de lo Penal atendió este jueves un recurso de la Fiscalía Anticorrupción y acordó la "suspensión cautelar" de la comparecencia ante Gómez Bermúdez.

SÓLO UNA DECLARACIÓN

En un principio, Bárcenas iba a comparecer ante dos jueces de la Audiencia, Pablo Ruz y Javier Gómez Bermúdez, pero ayer la sección segunda del tribunal suspendió de urgencia la citación del último magistrado al estimar una petición de la Fiscalía que la calificaba de "innecesaria".

Después de Bárcenas, comparecerá ante el magistrado el también extesorero del PP Álvaro Lapuerta, quien ejerció este cargo de 1993 a 2008, periodo en que Bárcenas era gerente de la formación.

El juez Ruz asumió esta investigación teniendo en cuenta un informe policial que establecía vínculos entre los llamados 'papeles de Bárcenas' y el caso Gürtel que él instruye.

Los manuscritos atribuidos a Bárcenas y publicados por El País el 31 de enero reflejarían ingresos de donaciones de empresarios y entregas de dinero a altos cargos de la formación entre los años 1990 y 2009 que no se habrían declarado al fisco.

ESPACIO ECO