INTERNACIONAL
23/03/2013 14:34 CET | Actualizado 23/03/2013 16:36 CET

El papa Francisco y el papa emérito Benedicto XVI se reúnen en Castel Gandolfo por primera vez (FOTOS)

AFP

El papa Francisco y el papa emérito Benedicto XVI se fundieron este sábado en un abrazo cuando se encontraron en la residencia de Castel Gandolfo, donde vive el pontífice emérito desde que renunció al papado el 28 de febrero pasado, informó el portavoz vaticano, Federico Lombardi. Este es el primer encuentro de la historia de la Iglesia entre un papa y un papa emérito.

Lombardi también contó que tras saludarse en el helipuerto de la residencia pontificia y ya en la residencia papal, Francisco y Benedicto XVI se dirigieron a la capilla para rezar. Benedicto XVI le cedió el puesto de honor a Francisco y este lo rechazó diciéndole: "Somos hermanos", tras lo cual los dos juntos rezaron de rodillas en el mismo banco.

Los dos vestían de blanco. Benedicto XVI con una sotana blanca y Francisco con otra también blanca, pero con la esclavina y la faja que llevan los pontífices. Tras el rezo, se reunieron a solas en la biblioteca privada, donde hablaron durante 45 minutos. Después, almorzaron junto a los secretarios Georg Ganswein, que es también prefecto de la casa Pontificia.

LA PRIMERA VEZ

Esta es la primera vez que se han visto desde que el cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, de 76 años, fue elegido papa el 13 de marzo, aunque ya han hablado por teléfono en varias ocasiones en estos días. Francisco le llamó por teléfono justo después de ser elegido por los cardenales en el cónclave y también el pasado día 19 festividad de San José, dado que el nombre de pila de Benedicto XVI es Joseph.

En estos días, el papa Francisco en todos los discursos que ha pronunciado siempre ha tenido palabras de afecto para Ratzinger al que siempre llama "mi Predecesor, el querido y venerado papa Benedicto XVI". En su primera aparición en el balcón de la logia central de la basílica de San Pedro dijo: "Recemos por nuestro obispo emérito Benedico XVI. Recemos todos juntos por él, para que el Señor lo bendiga y la Virgen lo custodie".

En la audiencia que concedió a los cardenales el 15 de marzo subrayó que Benedicto XVI "ha enriquecido la Iglesia con su magisterio de fe, humildad y docilidad" y destacó su "gesto valeroso y humilde", sobre la renuncia.

También durante el encuentro que mantuvo con la prensa de todo el mundo que ha seguido el cónclave, el pasado 16 de marzo, tuvo palabras de recuerdo para Benedicto XVI, y el pasado día 19, durante la misa de inicio de pontificado dijo que era una coincidencia "muy rica de significado" que fuese la onomástica "de mi venerado predecesora, al que estamos cercanos con la oración, llena de afecto y gratitud".

NOTICIA PATROCINADA