ECONOMÍA
27/03/2013 19:14 CET | Actualizado 27/05/2013 11:12 CEST

Guindos contradice la versión de Fernández Ordóñez y le atribuye a él la nacionalización de Bankia

EFE

La Audiencia Nacional va camino de vivir un auténtico vodevil con el caso Bankia. Los principales actores de la gestión de los problemas de la entidad, que acabó siendo nacionalizada, se contradicen entre sí en sede judicial. El último ha sido el Ministro de Economía, Luis de Guindos,que achaca al Banco de España la nacionalización de BFA-Bankia.

El Gobierno no solicitó ningún plan concreto de recapitalización de la entidad ni la salida de su entonces presidente Rodrigo Rato, a diferencia de lo que defienden el propio Rato y los responsables del Banco de España de entonces.

Así consta en la declaración por escrito a la que ha tenido acceso Efe, que ha remitido hoy el ministro de Economía al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu por el caso Bankia, en el que fue citado como testigo.

Con su declaración, De Guindos contradice lo que argumentó el exgobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez en su declaración ante el juez el 14 de febrero, en la que aseguró que el Banco de España "perdió totalmente el control" de Bankia cuando Economía exigió a Rato un nuevo plan de capitalización de la entidad distinto del que ya había aprobado el supervisor.

El ministro explica en su declaración que el entonces gobernador le remitió el 8 de mayo -un día después de que dimitiera Rodrigo Rato- un correo electrónico en el que aconsejaba la conversión voluntaria de las participaciones preferentes que tenía el FROB en BFA (matriz de Bankia).

CRUCE DE CORREOS ELECTRÓNICOS

Además, asegura que el exgobernador le trasladó en ese correo que la Dirección General de Supervisión había comunicado ya a la entidad la conveniencia de que su consejo aprobará la conversión voluntaria esa misma semana.

"Dicha conversión se materializó finalmente provocando la nacionalización de la entidad", precisa el ministro, que añade que el departamento que dirige "no solicitó ningún plan concreto" de saneamiento de Bankia, y que nunca se presentó ningún proyecto para su aprobación en Economía.

También indica que la situación "de emergencia" de Bankia era un asunto que preocupaba al Gobierno y al Banco de España, y que se mantuvieron conversaciones con la entidad para plantear una estrategia y "acabar con la alarma y solventar la situación definitivamente".

En dichas conversaciones "no se habló de un plan concreto" de Bankia, según el ministro, que aclara que todos los organismos internacionales pusieron de manifiesto la necesidad de actuar "de forma rápida, transparente y contundente" para devolver la confianza a la banca.

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'