INTERNACIONAL
28/03/2013 16:53 CET | Actualizado 28/03/2013 19:12 CET

El presidente de Chipre se baja un sueldo un 25% en el día en el que reabren los bancos sin incidentes

El presidente de Chipre, Nicos Anastasiades, se bajará el sueldo un 25%. Sus ministros cobrarán un 20%, según el portavoz del Gobierno, Constantinos Petrides.

En el día en el que reabrieron los bancos del país, con algunas colas pero sin incidentes, el presidente tomó la decisión, ya en marcha. Anastasiades "ya ha autorizado al contable general a reducir su propio salario en un 25%". Tanto Anastasiades como su Gobierno han decidido también renunciar al décimo tercer mes de salario al que tenían derecho, según recoge la agencia de noticias AFP.

El presidente también aprovechó para agradecer al pueblo chipriota la calma con la que han recibido la vuelta a la normalidad de la banca. "Quiero agradecer al pueblo chipriota su madurez y la serenidad mostrada en sus interacciones con los bancos chipriotas", dijo en inglés a través de su cuenta en Twitter.

Las sucursales de las entidades financieras chipriotas han vuelto a abrir este jueves, tras el cierre que han mantenido en las últimas dos semanas, en tanto el Gobierno del país acordaba las condiciones del rescate de la UE.

SE PROLONGA EL MÁXIMO DE 300 EUROS/DÍA

Los chipriotas se han encontrado no obstante con restricciones, dado que sólo podrán retirar un máximo de 300 euros al día durante "aproximadamente" un mes, y "según las estimaciones del Banco Central, se levantarán completamente", ha dicho el ministro de Asuntos Exteriores chipriota, Ioannis Kasoulides.

El uso de tarjetas de crédito será ilimitado dentro del país, pero se establecerá un límite de 5.000 euros mensuales en el extranjero. Además, los ciudadanos no podrá sacar más de 3.000 euros en efectivo cuando salgan al extranjero.

La jornada ha transcurrido con normalidad. Con colas, pero sin episodios de violencia generalizados. Sin embargo, una sucursal del Banco de Chipre en la localidad griega de Volos, en el centro del país, ha sido atacada este jueves por individuos no identificados que han lanzado dos cócteles molotov contra la sede bancaria, informa el diario griego Kathimerini

NERVIOSISMO, PREOCUPACIÓN Y ENFADO

A pesar de que no se produjeron incidentes, sí pudo advertirse nerviosismo, preocupación y enfado ante las entidades.

"¡Rufianes, rufianes!", se quejaba la anciana Jrisalia, que hacía calceta frente a la puerta de su banco desde dos horas antes de la apertura, esperando para retirar sus primeros euros desde el inicio del corralito ya que no dispone de tarjetas.

En entidades como el Banco Popular (Laiki), que será liquidado, o el Banco de Chipre, que sufrirá una reestructuración, se formaron colas de entre 10 y 30 personas antes de su apertura, pero en otras como el Banco Helénico, apenas había gente.

La mayoría de oficinas bancarias abrieron al público con puntualidad al mediodía, aunque varias sedes del Popular se retrasaron alrededor de media hora.

ESPACIO ECO