POLÍTICA
11/04/2013 13:46 CEST | Actualizado 11/06/2013 11:12 CEST

El presidente del Congreso expulsa a afectados por las preferentes (VÍDEO)

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha expulsado este jueves a varias decenas de afectados por el fraude de las participaciones preferentes, que interrumpieron la sesión con el apoyo de varios diputados.

Posada conminó a los afectados, varios de ellos de avanzada edad, a abandoar el hemiciclo y ordenó que se tomasen los datos de uno de ellos, que acusó de "sinvergüenzas" a los diputados.

En el pleno, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, defendía el decreto ley que consagra las quitas en lo invertido en participaciones preferentes y suboordinadas, que en algunos caso significa para los afectados decir adiós a los ahorros de toda una vida.

Mientras se desarrollaba el debate, varios de los afectados que asistían al debate en la tribuna de invitados han coreado consignas como "Queremos ya nuestro dinero" antes de que interviniera el diputado del PP, Vicente Martínez Pujalte. "Ladrones", gritó otro.

El presidente del Congreso ha ordenado que fueran desalojados de la tribuna tras escucharse algunos insultos a los diputados del PP y advertir de que se "tomara nota" de los mismos.

En el momento del desalojo varios diputados de IU y del PSOE, que habían invitado a los afectados por las preferentes de Bankia y Novacaixa Galicia, entre ellos los socialistas Consuelo Rumí y Odón Elorza, han protestado y aplaudido a los desalojados.

Ante esa actitud, Posada ha pedido silencio y ha avisado de que no permitiría actuaciones por parte de los diputados que llevaran al enfrentamiento con otros grupos, tras lo que el pleno ha continuado con normalidad.

Los afectados por las preferentes han sido acompañados a la salida del Congreso por agentes de la Policía, y han seguido, ya fuera de la Cámara Baja, coreando consignas como "Bankia robando y el Gobierno ayudando" o "el arbitraje es un maquillaje".

Custodiados por la Policía, los manifestantes han continuado reclamando que se les devuelva el dinero que invirtieron en el producto financiero y han señalado a la prensa que en el Congreso se está "legalizando un robo".

Así describía el episodio la diputada socialista Leire Iglesias:

NUEVOS TIEMPOS