INTERNACIONAL
11/04/2013 18:28 CEST | Actualizado 11/06/2013 11:12 CEST

Funeral de Margaret Thatcher: Polémica porque Cristina Fernández de Kirchner no está invitada

AFP

La última batalla entre Thatcher y Argentina todavía no se ha librado. Cristina Fernández de Kirchner no ha sido invitada al funeral de la 'Dama de Hierro'. La mandataria argentina ha sido excluida en los actos del funeral de estado por las históricas disputas entre los dos países por las Malvinas y en su lugar se ha aceptado la presencia de un representante diplomático.

Aunque no se trata de un funeral de Estado, el Ministerio de Exteriores británico ha dado orden al comité organizador de que estén invitados a los actos del próximo miércoles, 17 de abril, todos los países "normales", según fuentes consultadas por el diario The Daily Mail.

Un portavoz del Gobierno ha confirmado a la agencia Reuters de que el viernes se enviarán invitaciones a más de 2.000 invitados de unos 200 países, incluidos ex primeros ministros de Reino Unido y antiguos presidentes de Estados Unidos. El exdirigente soviético Mijail Gorbachov y la viuda del expresidente norteamericano Ronald Reagan ya han anunciado que no acudirán por motivos de salud.

En el aire quedaba la invitación a Argentina, con la que Reino Unido sigue cruzando declaraciones a cuenta de la soberanía de las islas Malvinas. Ambos países libraron una guerra por el archipiélago en 1982, año en el que Thatcher ocupaba la jefatura de Gobierno en Reino Unido.

El comité organizador del funeral había optado en un primer momento por evitar polémicas y no invitar oficialmente a ninguna autoridad argentina -supuestamente por recomendación de la familia de la 'Dama de Hierro'-, pero durante una reunión celebrada esta mañana la postura ha cambiado.

Así, aunque el comité invitará a la presidenta del país sudamericano, sí ofrecerá a Argentina la posibilidad de que envíe a un representante diplomático al sepelio. Queda por ver, no obstante, si Argentina aceptará la invitación, ya que por el momento su Embajada en Londres guarda silencio.

Desde Buenos Aires, el Gobierno únicamente ha valorado la ausencia de Fernández en la lista de invitados. El ministro de Exteriores, Héctor Timermam, ha considerado "una provocación más" su exclusión, si bien ha reconocido que la mandataria tampoco iba a ir aunque la invitasen.

"¿A mí qué me importa si me invitan a un lugar donde no pensaba ir?", ha planteado Timerman en una entrevista con la emisora Del Plata y recogida por el periódico La Nación. "La mujer murió, que la familia la vele en paz", ha apostillado.

"QUE SE COMPORTEN"

El exministro de Defensa Gerald Howarth, amigo de Thatcher, ha advertido de que, si finalmente algún representante argentino acude a los actos en memoria de la antigua primera ministra, debería abstenerse de declaraciones políticas.

"No tenemos problemas con el pueblo argentino. Nuestros problemas son con la presidenta y su Gobierno. No veo ningún problema en que envíen a un representante, siempre y cuando se comporten de forma apropiada", ha sugerido.

SOMOS LO QUE HACEMOS