NOTICIAS
20/04/2013 13:30 CEST

Candela Peña: "Pensé que en este país había libertad de expresión y no la hay. No sé en qué en país vivo"

GTRES

La actriz Candela Peña ha vuelto a hablar y, como en su discurso en la última gala de los Goya, sus palabras han dado mucho de qué hablar. En una entrevista en la Cadena Ser durante el Festival de Cine de Málaga, donde presenta Ayer no termina nunca , Peña ha asegurado: "La vida es una puta mierda".

Luego, la actriz se ha explicado: "Pensé que en este país había libertad de expresión y no la hay. Uno se manifiesta porque se ha quedado sin casa y te dicen que eres un nazi. Y tú tienes 85 años y has puesto todos los ahorros de tu vida en un banco y te dicen que no te dan la pasta, que te esperes cinco años". Peña se refería así a los escraches y a las preferentes, y posteriormente ha lamentado: "Vivimos en un sitio que tú no puedes decir lo que piensas".

Pero las críticas de la actriz a la situación actual no se han quedado ahí: "No sé en qué país vivo. No lo sé. Donde no hay respeto por el que tienes enfrente porque piensa diferente. Los Gobiernos pasarán, pero la literatura, el arte, los cuadros, la música de este momento de la vida reflejarán lo que era España en aquel momento y la gente que gobierna tiene que proteger a tus ciudadanos, no echarse encima".

En los Goya, Candela Peña denunció que ese era su primer trabajo en tres años. "Os pido trabajo, tengo un niño que alimentar", aseguró dede el escenario. "En estos tres años he visto morir a mi padre en un hospital público donde no había mantas para taparlo y le teníamos que llevar el agua", dijo. Minutos después, al comentar su premio con los medios de comunicación, aseguró: "Soy una cochambre de persona, he ido a lo mío, a pedir curro, que estoy parada".

A ese discurso se ha referido Peña en la Cadena Ser: "Subí allí, dije tres cosas de mis entrañas y que por una experiencia vital hayan intentado agredir a tu familia... ¿Qué es esto?". Y luego ha subrayado que lo que dijo no fue mentira: "Yo vivo en el mundo real. Hay un periodista espectacular con una línea editorial muy concreta y muy extrema que me ha ofrecido cuidar a su madre por 1.200 euros. Me lo estoy pensando porque quiero trabajar, pero no a cualquier precio".

PULEVA PARA EL HUFFPOST