NOTICIAS
24/04/2013 18:47 CEST

25A, 'Asedia el Congreso': Siete claves de la marcha

EFE

El Congreso de los Diputados volverá a blindarse este jueves ante la nueva convocatoria de la Plataforma ¡En Pie! que, esta vez, llama a "asediar el Congreso", a diferencia del pasado 25 de septiembre, cuando se trataba de rodearlo. Estas son las claves de la manifestación.

1. ¿POR QUÉ PROTESTAN?

- Contra una estafa a gran escala: Según el comunicado, los ciudadanos viven "bajo un régimen ilegítimo desde su origen que está muy lejos de poder llamarse democracia" y que la situación "ha traspasado todos los límites tolerables". "Somos víctimas de una estafa a gran escala que se manifiesta a través de un ataque sin precedentes por parte del poder económico, que utilizando la crisis como pretexto está arruinando nuestras vidas", añade el texto.

- Contra las instituciones del Estado: Los manifestantes consideran que los gobiernos "traicionan" de manera sistemática a los ciudadanos "haciendo exactamente lo contrario a sus compromisos electorales" y que la Justicia no actúa contra "banqueros, políticos y empresarios". "Sólo vemos como esta estructura de poder viciada e inmoral implanta políticas que acaban con nuestros derechos y destruyen nuestras vidas, y cómo somos víctimas de una represión injustificable cuando demandamos un cambio en la situación".

2. ¿QUÉ PIDEN?

- La dimisión del Gobierno y un proceso constituyente: Exigen que dimita el Gobierno en pleno y que se disuelvan tanto las Cortes como la Jefatura del Estado (el rey). También la anulación de la Constitución de 1978, "redactado por una camarilla a espaldas del pueblo bajo la presión del régimen anterior". Y piden abrir "un proceso de transición transparente y democrático" por el que el pueblo "pueda determinar el modelo de organización en el que quiere vivir".

- Medidas para la supervivencia de la población: Así llaman a cuatro puntos que se resumen en derogar los recortes aprobados y subsanar "la situación creada" por ellos (paralización de desahucios y expropiación de viviendas a los bancos); suspensión del pago de la deuda pública hasta dirimir qué partidas "son legítimas" y cuáles no; creación de empleos que permitan trabajar para vivir y no al revés; y la nacionalización de "sectores estratégicos y de primera necesidad" como la banca, el agua, la sanidad, la educación, etc.

3. ¿EN QUÉ CONSISTE LA MANIFESTACIÓN?

La manifestación partirá a las 17:00 horas de tres puntos de Madrid: Puerta de Alcalá, Plaza del Emperador Carlos V (Atocha) y la Puerta del Sol. Según la Plataforma, su duración será indefinida "hasta la consecución de los objetivos", que son, ni más ni menos que "la caída del régimen y la apertura de un proceso de transición hacia un nuevo modelo de organización política, económica y social, verdaderamente justo y solidario".

La convocatoria propone como acción principal el "asedio y liberación definitiva del Congreso de los Diputados" y como acciones secundarias, actos "libres de dispersión que afecten al poder establecido, siempre dentro del marco de los derechos humanos".

De hecho, en el apartado "estrategia y táctica", la Plataforma plantea la manifestación en cuatro fases: rodeo, acercamiento, descentralización y lucha diaria; que se extenderían desde el jueves hasta el fin de semana.

Para el rodeo, la estrategia es, no sólo circundar el Congreso desde la Plaza de Neptuno, sino hacerlo también desde todas la vías de acceso. De hecho, según la Plataforma, la zona de Neptuno será la de "resistencia pasiva", no así el resto. Y plantean turnos para aguantar varios días: "La estrategia más adecuada para el asedio indefinido sería la del relevo, en turnos de 6 u 8 horas. Es decir, una primera masa de gente llegaría a la hora de la convocatoria, y cada 8 horas algunas personas se marcharían a descansar, llegando otros compañeros “frescos” a ocupar su lugar. Si logramos resistir hasta el viernes por la tarde, es posible que el fin de semana asista mucha más gente, y logremos llevar a cabo con éxito el primer tramo del asedio".

La fase dos, calificada como "de acercamiento", se produciría en caso de que el Congreso se vaciara o se suspendiera la actividad parlamentaria. De ser así, consideran que "el 'castillo' ha sido abandonado" por lo que se daría "un paso más en el asedio" y se pasaría "a la ocupación simbólica del Congreso". Esto podría consistir en "transgredir el cordón policial" y "acercarse hasta las puertas del Congreso para realizar su liberación simbólica, poniendo por ejemplo banderas de 'Congreso liberado'".

De producirse cargas policiales, los convocantes plantean un "tercer plan" basado en "la realización de escraches simultáneos a personalidades que son parte activa y responsable de la situación que vivimos". Para esta fase advierten que es probable que, de llegar a ella, sea por la noche, "por lo que puede que a algunas personas les apetezca llevar antorchas". Si hay detenidos, la idea de la Plataforma es acudir a las comisarías "en protesta por la represión".

La última fase llegaría como consecuencia de la fase tres y supondría establecer "un horario diario de lucha" que, según la estrategia de los convocantes, "daría la posibilidad de replegarse para recuperarse y salir de nuevo a la calle con fuerzas renovadas".

La Plataforma plantea acciones secundarias alternativas a la principal acción de asedio al Congreso. Este es el listado que proponen:

- Cortes de carreteras, vías o accesos a la ciudad importantes.

- Inhabilitación de cajeros automáticos.

- Encierros.

- Ocupaciones de inmuebles propiedad de la banca para vivienda.

- “Asedios” de otros edificios relevantes durante su actividad (no vacíos).

- Cortes de luz provocados en sitios estratégicos (gubernamentales, medios de comunicación, hoteles de lujo, etc). Por supuesto obviamos lugares sensibles como hospitales, residencias de ancianos, etc.

- Escrache (presión a personas concretas).

- Inhabilitación de cámaras de vigilancia.

- Expropiaciones de alimentos y otros bienes necesarios en multinacionales.

- Decorar cristaleras de bancos y multinacionales con pintura, alquitrán, ácido…

4. ¿ES PACÍFICA?

Leyendo el listado de acciones alternativas, cabe la duda del carácter pacífico de la manifestación, claramente diferente a la del pasado 25 de septiembre, en la que, pese a los incidentes posteriores, se planteaba tan sólo rodear el Congreso.

Aún así, la Plataforma incide en el "carácter pacífico del movimiento popular" pero reivindica a su vez "el derecho a la legítima defensa". Así lo expresa la propia plataforma:

"Como convocantes, no somos partidarios de las sentadas como táctica, al contrario, promovemos una actitud, aunque pacífica, lo más activa posible, ya que las sentadas dan sensación de desprotección y pasividad. No buscamos que den la vuelta al mundo fotos de la policía pegando a gente sentada indefensa, no hacemos apología del victimismo. Defendemos la idea de un pueblo ¡En Pie!, defendiendo sus derechos".

De hecho, en uno de los apartados, la Plataforma defiende que "las personas que emplean formas de lucha más activa" no lo hacen "por rabia e ignorancia" sino "tras haber tomado dicha decisión de forma consciente y, muchas veces, tras haber empleado el resto de medios a su alcance para hacerse oír". "Nadie se defiende con uñas y dientes, contradiciendo la educación implantada por el sistema durante generaciones, mientras considera que puede evitarlo", añade. Además, alertan de que "toda persona que asista al 25A debe asumir los riesgos derivados de la no-notificación" de la manifestación a la Delegación del Gobierno.

También indican una serie de "elementos básicos" que deben llevar los manifestantes. Estos son:

- Una botella de agua.

- Frutos secos.

- Botella de vinagre "para empapar los pañuelos" en caso de gases lacrimógenos.

- Botella de spray "llena al 50% con agua y Álmax".

- Gafas para proteger los ojos "tipo natación".

- Protecciones para las rodillas, los codos y la cabeza.

- Spray de nata o pintura, huevos, "o cualquier elemento que sirva para manchar las viseras y dificultar la visibilidad a los antidisturbios".

- Un móvil con conexión 3G.

- Un megáfono.

- Una antorcha.

- Una bandera de "Congreso liberado".

Además, explican cómo desmontar las vallas que la Policía pondrá rodeando el Congreso, cómo identificar a posibles policías infiltrados, cómo distraer a los perros-policía, qué usar ante los gases lacrimógenos, y qué hacer en caso de ser "encapsulados" por los agentes antidisturbios o de ser detenidos, para lo que incluyen hasta un vídeo explicativo.

5. ASPECTOS LEGALES

¿Es legal la manifestación del 25A? Según la Delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, no lo es porque no ha sido comunicada y porque alienta a la violencia. La Plataforma ¡En Pie! considera que no corresponde a Cifuentes decidir si es legal o no en función de si ha sido comunicada, ya que conoce de sobra la convocatoria. No queda tan claro el segundo punto, referente a la violencia.

La manifestación del 25 de septiembre llamaba a "rodear" el Congreso, algo que, siempre que no altere el normal funcionamiento de las Cortes, es perfectamente legal, según el Código Penal. Sin embargo, el "asedio" que plantea esta movilización tiene como objetivo la "ocupación simbólica" de la cámara Baja, traspasando el cordon policial.

El artículo 495 del Código Penal prevé penas de 3 a 5 años para quienes, "sin alzarse públicamente, portando armas u otros instrumentos peligrosos, intentaren penetrar en las sedes del Congreso, del Senado o de la Asamblea Legislativa de una Comunidad Autónoma, para presentar en persona o colectivamente peticiones a los mismos". Una pena que se aplicará "en su mitad superior" a los que "promuevan, dirijan o presidan el grupo".

Por otro lado, el artículo 498 castiga con penas de tres a cinco años de prisión para quienes "emplearen fuerza, violencia, intimidación o amenaza grave para impedir a un miembro del Congreso asistir a sus reuniones, o, por los mismos medios, coartaren la libre manifestación de sus opiniones o la emisión de su voto". Respecto a este artículo, el la Mesa del Congreso cambió la sesión plenaria prevista para este jueves para que no coincidiera con la manifestación, por lo que sólo habrá comisiones.

6. ¿QUÉ COLECTIVOS APOYAN LA MARCHA?

Un total de 18 colectivos apoyan esta manifestación, pero otros muchos colectivos se han desmarcado. Entre ellos, Asamblea Sol, ligada al 15M, que no comparte ni las formas ni la metodología. "No tiene nada que ve con nosotros", aseguraba un portavoz hace unos días, que consideraba que la convocatoria estaba "llamando a la violencia". La Comisión Legal de Acampada Sol, que suele prestar asesoramiento jurídico en este tipo de protestas, anunció que no habrá abogados de guardia.

Desde la Asociación Democracia Real ¡Ya!, explicaron que no habían tomado ninguna decisión respecto a la convocatoria, pero que ven "demasiadas incógnitas" en ella y consideran "poco realistas" sus objetivos.

7. ¿QUÉ DESPLIEGUE SE ESPERA?

La Delegación del Gobierno movilizará alrededor de 1.400 agentes antidisturbios. Un dispositivo que estará integrado por 28 grupos de 50 agentes cada uno. De ellos, 17 serán de Madrid, y otros once del resto de España.

El despliegue será mayor que el del 25 de septiembre, que sumó 1.300 efectivos, el mismo número que durante la huelga general del 14 de noviembre.

Sin embargo, según publica 20 Minutos, muchos de los antidisturbios no llevarán el número de identificación obligatorio porque, aseguran, no les ha dado tiempo.

Photo gallery El 25-S, en imágenes See Gallery

#JUNTOS