NOTICIAS
28/04/2013 06:29 CEST

Guindos: "Nos ponemos en lo peor para que las sorpresas sean positivas"

AFP

El ministro de Economía, Luis de Guindos, afirma que el programa de estabilidad no es un pronóstico de lo que puede pasar, sino que su objetivo es la prudencia para ganar credibilidad en la senda fiscal y en el cumplimiento del déficit.

En una entrevista con ABC, De Guindos augura que la realidad será mejor que las proyecciones e incide en que lo que hace el Gobierno es ponerse "en el peor de los mundos" para que luego si hay "sorpresas" sean positivas.

Asimismo, subraya que la reforma laboral está moderando el impacto de la recesión en el mercado de trabajo y añade que éste estaría muchísimo peor sin la reforma.

Respecto a la lucha contra el fraude fiscal, afirma que lo acontecido con el extesorero del PP Luis Bárcenas es "absolutamente rechazable y deleznable". Además, muestra su convencimiento de que con los arbitrajes se devolverán las inversiones que se hicieron de "buena fe" en las preferentes.

También destaca que las comunidades autónomas que cumplan tendrán ventajas como el acceso a una financiación más barata. En el plano personal, afirma que si le dejan "por supuesto" que se ve desempeñando su cargo hasta el final de la legislatura.

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST