NOTICIAS
12/05/2013 11:32 CEST | Actualizado 12/05/2013 11:32 CEST

Pedaladas contra el cáncer: Ismael Alonso recorrerá 800 kilómetros en bici en 35 horas y sin pausas

Ismael Alonso (Valladolid; 1974) está más acostumbrado a contar historias que a protagonizarlas, a hacer las preguntas que a contestar entrevistas. Es periodista (y ciclista aficionado), pero en las últimas semanas ha pasado a ser noticia gracias al proyecto 'Pedaladas contra el cáncer', con el que busca recaudar 3.000 euros para la lucha contra la enfermedad.

La propuesta es simple de explicar, pero mucho más complicada de llevar a cabo: el 24 de julio va a recorrer en bicicleta los 800 kilómetros que separan la localidad navarra de Roncesvalles de Santiago de Compostela de un tirón, es decir, sin bajarse de la bici en las 35 horas que calcula que durará el trayecto.

Es su forma de cumplir una promesa que le hizo en 2008 a su amigo José Carlos Botellas, con el que pactó hacer el camino de Santiago en 35 horas y sin parar. Pero Botellas enfermó de cáncer y falleció en 2011. "Por eso, afrontar este reto es una forma de cumplir la promesa y ayudar a la gente que lo padece", explica Alonso.

Para conseguir esos 3.000 euros, ha creado los llamados Kilómetros solidarios, participaciones a la venta en diversos bares y tiendas de Valladolid y que se pueden conseguir a partir de tres euros. Para los que no se puedan acercar a los puntos de venta, está disponible el número de cuenta bancaria de la Junta Provincial de la Asociación Española Contra el Cáncer. "Todo va íntegro a la Asociación porque he conseguido llegar a acuerdos con tiendas de ciclismo y otros establecimientos para tener comida y aplicación", explica Alonso.

COMER Y SUFRIR SOBRE LA BICI

Alonso comerá cada 50 minutos, siempre encima de la bicicleta, y sólo se bajará de ella cada ocho o diez horas para cambiarse de ropa con el objetivo de evitar roces y heridas. Todo lo demás lo hará en marcha, "excepto si hay alguna avería o alguna necesidad fisiológica mayor".

Para iluminarse por la noche contará con luces LED situadas sobre el manillar. "En ese sentido no hay muchos problemas. Me preocupa más el sueño y el cansancio que puedo empezar a notar a esas horas", señala.

En su aventura, Alonso no estará del todo solo. Con él irá un coche en que el viajarán su padre, un fisioterapeuta, una fotógrafa y el responsable de la página web y redes sociales de Pedaladas contra el cáncer, que irá informando de cómo se desarrolla el reto.