ECONOMÍA
14/05/2013 10:51 CEST | Actualizado 14/05/2013 11:59 CEST

Fátima Báñez rechaza el contrato único por inconstitucional

EFE

El contrato único no tiene cabida en la Constitución española. La recomendación que ayer lunes hizo el comisario de Empleo de la UE, Laszlo Andor, ha recibido esta respuesta de la ministra del ramo española, Fátima Báñez.

La titular de Empleo asegura que el Ejecutivo ya estudió esta fórmula de contrato, que no distingue entre indefinido y temporal, y ha explicado que no entra "dentro de la doctrina constitucional española".

Báñez, que participaba en un desayuno informativo organizado por Europa Press, cree que lo que dijo el comisario fue sólo una "reflexión" y ha explicado que la reforma laboral ha apostado por otros contratos que, según la ministra, han aumentado la competitividad económica de España, han moderado los salarios y han reducido en tres puntos la temporalidad.

Al acto también ha asistido el secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, quien ha criticado el contrato único por suponer una "invitación" a las empresas a despedir a los trabajadores más jóvenes "sin causa y casi gratis total".

Se trata, según Toxo, de un "intento indisimulado para precarizar aún más" el mercado de trabajo español.

ROSELL PIDE TIEMPO

El líder sindical ha recordado que esta fórmula no es nueva. Precisamente, se trata de una reivindicación que viene haciendo desde hace mucho la patronal española. Su presidente, Juan Rosell, también ha estado presente en el desayuno informativo de Europa Press.

Considera Rosell que la propuesta de la CE "no es una ocurrencia" pero pide tiempo para valorarla en "toda su dimensión", ya que supone cambiar la legislación española de un "golpe".

Ha calificado de "atrevida" la propuesta realizada por el comisario, sobre todo en una economía con unos sectores industrial y de servicios en los que no se puede tener un sólo tipo de contrato. Además, Rosell considera que en España está "todo bastante hecho y bastante encauzado" y ha apostado simplemente por la reducción del tipo de contratos.

LOS DATOS DEL PARO

El patrón de patronos se ha referido también a los terribles datos del paro (6,2 millones) para insistir en que no se los cree. "Me fío más de los datos del Ministerio de Empleo, no porque el INE lo haga mal, pero el propio INE reconoce que la encuesta es mejorable y que los datos no son infalibles".

Curiosamente, las cifras que se cree Rosell son las que sitúan el paro en aproximadamente cinco millones de personas. Según Rosell, en España las prejubilaciones se contabilizan en las estadísticas del paro. Si se excluyeran, según el presidente de la CEOE, habría 300.000 parados menos registrados.

"Cuando viene gente de fuera nos pregunta cómo no se ha producido un estallido social en España con seis millones de parados y nosotros les tenemos que explicar que dos tercios reciben subsidios y que el resto creemos que tienen empleos sumergidos", ha dicho el dirigente empresarial.

En este sentido, el líder de la CEOE ha afirmado que España tiene que hacer todos los esfuerzos posibles para "formalizar" su economía y aflorar empleo sumergido. En este sentido, ha apuntado que mientras que el INE contabiliza 750.000 empleadas de hogar, la Seguridad Social sitúa la cifra en 300.000. "Tenemos que buscar fórmulas imaginativas porque hay muchas posibilidades de mejora. Y todos nos hemos de concienciar en que debemos ir a un país mucho más formal, y eso también traería ingresos", ha enfatizado.

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST