INTERNACIONAL
31/05/2013 08:26 CEST | Actualizado 30/07/2013 11:12 CEST

El Salvador ofrece a Beatriz un parto inducido para salvar su vida

Beatriz salvará su vida. Pese a las trabas que le ha puesto la Sala Constitucional del Supremo de El Salvador, esta joven de 22 años, enferma de lupus y embarazada de un feto con graves malformaciones, contará con una salida a su situación.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos notificó a El Salvador que debía permitir a Beatriz un aborto terapéutico. En concreto, el dictamen remitido por la Corte, de carácter vinculante, pide que adopte "de madera inmediata las medidas necesarias para proteger la vida, integridad personal y salud" de Beatriz.

Dicho y hecho. La reacción del Ejecutivo salvadoreño ha llegado de boca de la ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, quien ha explicado que se le practicará un parto inducido. "El equipo médico del Hospital de Maternidad está listo". Ante el menor de los síntomas de gravedad, de peligro, de Beatriz, se va a actuar inmediatamente", ha asegurado.

Beatriz, de 22 años había pedido al presidente del país, Mauricio Funes, que intercediera para permitirle interrumpir el embarazo.

"Le pido al presidente que me ayude a que la Sala acepte a interrumpir el embarazo", explicaba en un vídeo grabado por Amnistía Internacional. "Me siento mal por todo esto porque no quieren hacerlo sabiendo que no va a vivir el niño al nacer. Creo que sería lo mejor, que lo hicieran para salvar mi vida".

Beatriz aseguraba que "no tiene sentido seguir" con su embarazo y pedía "de corazón" a la Corte Suprema salvadoreña que cambie su postura. "Yo quiero vivir", aseguró.

Resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre El Salvador by ElHuffPost

ESPACIO ECO